Opinión

Vestir bien te hará sentir bien: Guía para no morir entre pants y pantuflas en cuarentena

EL STILETTO ROJO

Avatar del

Por: Cinthia Flores

Tras las últimas medidas aplicadas para evitar la propagación del coronavirus en México, la mayoría de la población está quedándose en sus hogares, ya sea para estudiar o trabajar a distancia. Si este es tu caso, lo más probable es que estés manteniendo un estilo de outfit relajado, por no decir que pasas la mayor parte del tiempo en pantuflas, pijama o pants -en el mejor de los casos-.

Sin embargo, consideremos que hay una relación psicológica entre lo que ves en el espejo y cómo te sientes.

Tu imagen puede influir en tu autoestima.

La moda y estilo constantemente son tomados como aspectos superficiales de la vida, una persona que cuida su aspecto físico puede ser tomada como vanidosa o hasta plástica. Pero ese no es más que un gran mito. La moda es una herramienta que te ayuda a ser tú misma, así que puedes sacar el mayor provecho de ella ya que puede transformar tu ánimo, más en estos días de reclutamiento e incertidumbre.

¿Te ha pasado que hay días que te pones tu chamarra favorita y te sientes increíble? Cuando gustas de lo que ves en el espejo te llenas de confianza y energía. Entonces no busques vestirte como te sientes, enfócate en seleccionar ropa que te acerque a cómo te gustaría sentirte.

Si te toca trabajar desde casa y usualmente vas a una oficina de vestimenta formal, lo ideal es que mantengas un estilo semiformal para las videollamadas. Si no quieres utilizar zapatos o tacones, opta por unos tenis o mules, pero por favor no te quedes en sandalias o pantuflas. Tu cerebro no reaccionará con el mismo chip de “estamos listos para irnos a trabajar” si estás usando la ropa que te pones para dormir.

Utiliza prendas cómodas, tampoco sería conveniente ponerte traje o vestido formal para andar en la casa, pero unos jeans y blusa o unos pantalones khakis + tenis en casa te harán sentir la comodidad necesaria para tener un aire productivo en tu ambiente de descanso.

No dejes tus complementos de lado, ponte aretes, pulseras o collares que vayan de acuerdo a tu atuendo, para mantener la seguridad de estar lista para cualquier circunstancia que se presente.

Quizá está demás mencionarlo, pero aunque no sagas de tu hogar, lo ideal será mantenerte limpia. Báñate y péinate. Tal vez el maquillaje no sea necesario, a menos que tengas alguna conferencia importante y no quieras que la gente que todos los días te ve radiante, te vea con lagañas en los ojos.

Vestirte bien no tiene qué ver con que tus prendas sean o no de marca, pero sí con que estén en buen estado y te mantengan positiva ante la vida. Hoy más que nunca es importante no dejarnos flaquear y la ropa es un gran aliado para subir nuestro ánimo y mostrar lo mejor de nosotros mismos.

ACLARACIÓN
La opinión expresada en esta columna es responsabilidad de su autor (a) y no necesariamente representa la postura de AM Hidalgo.

Y tú, ¿qué opinas?