Superdeportivo

Ante Necaxa, Cruz Azul regresa a la victoria después de un mes

La Máquina regresó al triunfo en un estadio Azteca que presentó una mala entrada. 

Avatar del

Por: El Universal

La unión de los cementeros se hace presente durante el partido | Foto: Twitter @Cruz_Azul_FC

La unión de los cementeros se hace presente durante el partido | Foto: Twitter @Cruz_Azul_FC

El Cruz Azul rescató el triunfo en casa –la primera victoria desde el 26 de enero–, en un vacío Estadio Azteca.

La Máquina, que no demostró una unión sólida como en las redes sociales, tuvo siete minutos de buen futbol que le bastaron para derrotar al Necaxa, que no supo manejar su ventaja y se fue con la derrota.

Tres puntos muy sufridos para el equipo de Pedro Caixinha, quien pudo manejar la baja de último minuto de Elías Hernández, con el ingreso de Edgar Méndez. El español hizo el gol del triunfo, mientras que Milton Caraglio firmó el primero cementero.

Todavía había gente en las inmediaciones del estadio cuando el Necaxa marcó el primer tanto del cotejo.

La Máquina perdió el esférico en la salida y terminó en los pies del hombre más peligroso del momento, Brian Fernández. A pesar de que el argentino no pudo llevarse a los defensas cementeros, tras un par de rebotes y un buen pase de Martín Barragán, la bola le cayó al pie izquierdo para liquidar a Jesús Corona.

Era el minuto 6´ y los Rayos ya lo ganaban. Pedro Caixinha, solo y su alma en el área técnica de un vacío –otra vez– Coloso de Santa Úrsula.

Ese video que publicaron en redes sociales durante la semana, en el cual aseguraron estar más unidos que nada, sirvió de nada, porque demostraron que lo que les falta es táctica, lo otro vale menos.

Además de que Pablo Aguilar y Edgar Méndez revelaron que el equipo de Pedro Caixinha no está tan unido como se dice. El paraguayo se le fue con todo al español al término del primer tiempo.

El ibérico entró, tras la baja de último minuto de Elías Hernández, por el costado derecho, en el cual se dedicó a perder balones, perder el ritmo de juego y cometió faltas innecesarias. A guaraní se le acabó la paciencia y encaró al volante. Si no fuera por el capitán cementero, Corona, pudo haber llegado a mayor gravedad el conflicto.

La Máquina reajustó para la segunda mitad. Pedro Caixinha modificó su 4-4-2 a 4-3-3, con el ingreso de Yoshimar Yotún por un desubicado Jonathan Rodríguez, y presionó al Necaxa hasta encontrar el empate.

Milton Caraglio remató al fondo de las redes de Hugo González un buen centro de Roberto Alvarado (59´).

Seis minutos después, el regañado Méndez aprovechó un error en la defensa de los Rayos para el segundo de gol cementero.

Los Rayos no pudieron liquidar el cotejo cuando tuvieron la oportunidad. El equipo de Guillermo Vázquez fue muy pasivo y esperó de más a La Máquina, que no tenía espacio para equivocarse.

Ya no le alcanzó para más a los hidricálidos, que regresan al Estadio Azteca el martes, para enfrentarse al América, en el duelo pendiente de la semana 1.

Comentarios