Vivir+

Detienen a 680 migrantes tras redada en planta de alimentos de Mississippi

Las autoridades llenaron dos autobuses de hombres y uno de mujeres en la procesadora de carne de pollo Koch Foods Inc.; los detenidos fueron llevados a un hangar militar para ser procesados por violaciones migratorias

Avatar del

Por: El Universal

Migrantes detenidos en una planta procesadora de alimentos de Mississippi (Fotos: AP)

Migrantes detenidos en una planta procesadora de alimentos de Mississippi (Fotos: AP)

Agentes federales de inmigración arrestan a 680 personas en una planta procesadora de alimentos de Mississippi.

El director interino de Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, Matthew Albence, dijo a The Associated Press que el saldo de arrestos podría significar el mayor operativo en sitios laborales en almenos una década, y probablemente el más grande de la historia en un solo estado.

Las autoridades señalaron que unos 600 agentes inspeccionaronlas plantas y rodearon los perímetros para evitar que los trabajadores escaparan. Los agentes se concentraron en varias compañías.

Agentes federales de inmigración realizaron el miércoles varias redadas de migrantes en procesadoras de alimentos de Mississippi y dieron a entender que las operaciones que iniciaron por la mañana eran parte de allanamientos a gran escala enfocados en los propietarios y los trabajadores.

Las autoridades llenaron dos autobuses de hombres y uno de mujeres en la procesadora de carne de pollo Koch Foods Inc., en el pueblo de Morton, a 64 kilómetros al este de Jackson.

Los detenidos fueron llevados a un hangar militar para ser procesados por violaciones migratorias. Unos 70 familiares, amigos y residentes del área les despidieron y gritaron, "¡Suéltenlos!, ¡Suéltenlos!" Después llegaron dos autobuses más.

Koch Foods Inc. no tiene relación con los hermanos Charles y David Koch, prominentes donantes conservadores políticos y activistas. La compañía no respondió de inmediato a un mensaje que se le envió en busca de comentarios.

Acompañado de su padre, un niño de 13 años lloraba mientras ondeaba el brazo para despedirse de su madre, una guatemalteca empleada en Koch. A los trabajadores que confirmaron su estatus de residencia legal se les permitió irse pero no sin antes una revisión a la cajuela de sus autos.

"Fue una situación triste dentro", dijo Domingo Candelaria,residente legal y trabajador de Koch.

La operación fue otra muestra de la manera en la que el gobierno del presidente Donald Trump realiza su emblemática política nacional para combatir la inmigración ilegal.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?