Vivir+

Ella es Tiikiri, una elefanta desnutrida obliglada a participar en un festival budista

La efelanta es obligada a participar en un festival anual celebrado en Sri Lanka; la fundación Save Elephant dio a conocer, por medio de su cuenta de Facebook, varias imágenes en donde se ve su condición.

Avatar del

Por: El Universal

Ella es Tiikiri, una elefanta desnutrida obliglada a participar en un festival budista(Facebook: Save Elephant Foundation)

Ella es Tiikiri, una elefanta desnutrida obliglada a participar en un festival budista | Facebook: Save Elephant Foundation

Durante un festival anual, llamado Esala Perahera, celebrado en la ciudad de Kandi, en Sri Lanka, se hace marchar kilometros a al rededor de 60 elefantes, entre ellos a una elefante hembra llamada Tiikiri.

Tiikiri es una elefanta desnutrida de 70 años, y es uno de los tantos elefantes que son obligados a participar en este evento, uno de los más antiguos, y que se celebra para rendir culto a la principal reliquia de la isla, el Diente de Buda.

Los animales caminan varios kilómetros entre ruido, fuegos artificiales y humo durante 10 noches consecutivas para que participantes del festival puedan sentirse bendecidos.

La fundación Save Elephant dio a conocer, por medio de su cuenta de Facebook, varias imágenes en donde se ve a Tiikiri, y asegura que no se puede percibir el estado de salud enfermo de la elefanta por un disfraz que lleva puesto.

“Nadie ve su cuerpo óseo o su condición debilitada, debido a su disfraz. Nadie ve las lágrimas en sus ojos, herido por las brillantes luces que decoran su máscara, nadie ve su dificultad para pisar ya que sus piernas son cortas y están encadenadas mientras camina”, publicó la organización en su red social.

También publicó que “el budismo nos enseña a tener misericordia y no a invasión a los demás, pero el elefante es forzado en esta condición... va contra el catecismo que creemos. La verdadera bondad es mirar todas las vidas, significativas e iguales”.

Por su parte, un portavoz de la Reliquia del Diente Sagrado, un templo budista que alberga el festival, declaró a un diario local que se preocupan por los animales, y que Tiikiri había sido revisada por un veterinario.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?