Vivir+

Esta es la misa completa que el Papa Francisco ofreció al mundo, por coronavirus

La plegaria tuvo como finalidad llegar a todo el mundo de acuerdo con la traducción de la expresión latina, también otorgó indulgencia.

Avatar del

Por: Redacción

Esta es la misa completa que el Papa Francisco ofreció al mundo, por coronavirus(Especial)

Esta es la misa completa que el Papa Francisco ofreció al mundo, por coronavirus | Especial

A través de las redes sociales del Vaticano y comunicados de prensa, la institución católica anunció desde el miércoles 25 de marzo que el Papa Francisco ofrecería este viernes 27 de marzo de 2020, una oración dirigida a los feligreses de todo el mundo debido al contexto por coronavirus. El evento se llevó a cabo en el atrio de la Basílica de San Pedro a las once de la mañana, hora central en México y seis de la tarde en Europa.

Bajo el contexto de la cuarta semana del tiempo litúrgico de cuaresma, la misa también otorgó la indulgencia plenaria, es decir, un tipo de perdón que puede ser concedido únicamente por la Iglesia Católica, encargada de redimir alguna falta, comportamiento o pecado. 

BENDICE A TODO EL MUNDO ANTE ESTA PANDEMIA

La plaza de San Pedro lució vacía debido a las medidas sanitarias de restricción que comenzaron a implementarse en todo el mundo por lo que en solitario y de acuerdo con el sitio oficial del Vaticano, el Papa Francisco basó su reflexión en el Evangelio de San Marcos, “La tempestad desenmascara nuestra vulnerabilidad y deja al descubierto falsas y superfluas seguridades con las que habíamos construido nuestras agendas, proyectos, rutinas y prioridades”.

El pontífice puntualizó que no se han atendido los llamados de injusticia del planeta y de las personas con escasos recursos, “hemos continuado imperturbables, pensando en mantenernos siempre sanos en un mundo enfermo”, por lo que reiteró el objetivo de la cuaresma, “esto es una llamada urgente a convertirnos”.

También aseguró que esto este “hecho sorpresivo”, invita a la gente a “remar en conjunto”, pues la situación requiere de la unión al encontrar a la población “asustada y perdida”.

La santidad finalizó su reflexión otorgándole su bendición al mundo, “Que el Señor bendiga al mundo, que dé salud a los cuerpos y consuele los corazones”, pidiendo que la población no sienta temor a pesar de la fe débil.

El evento pudo sintonizarse en vivo y se mantiene disponible a través de las redes sociales del Vaticano, en YouTube, Facebook y radio con traducción a varios idiomas.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?