Vivir+

Evita y denuncia la porno-venganza

Avatar del

Por: El Universal

Evita y denuncia la porno-venganza

Evita y denuncia la porno-venganza

Michelle Vieth revivió una de las experiencias más complicadas de su vida: Su video íntimo sexual. Esto para sumarse a la campaña Real Women, Real Stories con el fin de que más personas, en diferentes países del mundo, conozcan qué le pasó y la ayuden para lograr que en México se penalice la porno venganza y hacer consciencia para apoyar a mujeres en su lucha.

“Me doy cuenta que es un video que Héctor (Soberón, su ex esposo) y yo grabamos en nuestra casa de Puerto Vallarta, cortado con todo el afán de hacer daño. Yo no traicioné nuestra intimidad, él lo hizo” narra la actriz en el video.

La asociación Mujeres reales, historias reales (Real Women, Real Stories) recauda fondos para apoyar a víctimas de violencia y difunde las versiones de abusos de las que fueron blanco mujeres de diferentes perfiles y países, en esta campaña también participa Kate del Castillo, quien expone los abusos que sufrió cuando estaba casada con el futbolista y ahora comentarista deportivo Luis García.

¿Qué es la porno-venganza?

Para aquellos que no saben qué es la “porno-venganza,” te voy a explicar rápidamente. La porno-venganza es, esencialmente, una forma de venganza y acoso. Consiste en postear fotografías sexualmente explícitas (casi siempre de mujeres) en Internet para humillar a una ex novia o ex esposa.

Es totalmente comprensible que este material sexual, hecho público, pueda arruinar la vida de cualquier mujer, especialmente si llega a ser visto por familiares, amigos o compañeros de trabajo. Si el contenido sexual llega a las manos equivocados, la mujer puede perder su trabajo, reputación y hasta futuras oportunidades.

Hoy en día existen foros y sitios web dedicados a la porno-venganza donde cualquier hombre (en raras ocasiones, mujeres) pueden subir fotos explícitas de cualquier persona, con información de identificación como sus nombres completos.

Un estudio hecho por McAfee , descubrió que el 10% de ex-novios han amenazado con exponer fotos comprometedoras en línea, y el 60% cumplen sus amenazas. Según el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) informó recientemente que México es el país latinoamericano donde más se realiza el sexting, es decir, donde más gente se envía contenidos sexuales a través de aparatos tecnológicos.

Con la adopción generalizada de teléfonos inteligentes con cámaras y la facilidad moderna para crear, administrar y compartir fotos y videos de manera anónima, la porno-venganza se ha convertido en una epidemia que es difícil de tratar e imposible de curar.

La cultura alrededor de la tecnología está cambiando rápidamente y es difícil entender las consecuencias de nuestras acciones en la red. Es importante comprender que aunque confíes en esta persona, NUNCA sabrás cómo podría cambiar su relación, y cómo podría usar tus imágenes en tu contra.

Hay aplicaciones de mensajería que desaparecen tus fotos después de ser vistas. Y aunque sí ofrecen más medidas de seguridad que otras, el recibidor siempre puede tomar un pantallazo.Simplemente no hay garantía de que algo así no pueda sucederte. Mi consejo es: si es algo que no te gustaría que tu mamá viera, ¡no lo mandes!

Ahora, también está la opción de mandar fotos SIN mostrar el rostro y sí, aunque es una opción más segura, tendrías que ser muy cuidadosa para que nadie más pudiera reconocer el lugar de la foto y otras partes únicas de tu cuerpo.

Ya me pasó… ¿y ahora?

Te verás tentada a contactar inmediatamente a la persona responsable de postear una foto íntima, pero lo mejor es que no lo hagas. Tu ex podría convencerte de no reportarlo ante las autoridades, y es algo que eventualmente tendrás que hacer.

Antes que nada, tienes que reportar las imágenes en la plataforma en la que fueron posteadas. Puedes dirigirte directamente a Facebook, Instagram o Twitter para quejarte que tales imágenes fueron posteadas sin tu consentimiento.

Tómale pantallazo a las imágenes. Los pantallazos son una estrategia a corto plazo para reunir evidencia. Además de documentar las imágenes, lo ideal es que le tomes pantallazo a los resultados de búsqueda de tu nombre y cualquier mensaje que hayas recibido después de la publicación de tus fotografías. Mostrar el impacto negativo de la porno-venganza puede ser útil para un caso legal.

Google

En su blog, Google confirmó que estará eliminando resultados de búsqueda por culpa de la porno-venganza. “Nuestra filosofía siempre ha sido que la Búsqueda debe reflejar toda la web. Pero las imágenes de porno-venganza son intensamente personales y emocionalmente dañinas,y sirven sólo para degradar a las víctimas, principalmente mujeres. Así que honraremos las peticiones de las víctimas y eliminaremos las imágenes sexualmente explícitas que fueron publicadas sin su consentimiento.”

Y tú, ¿qué opinas?