Vivir+

Los verdaderos motivos que llevaron a Miguel Hidalgo a la lucha de Independencia

Hay historiadores que afirman que el “Padre de la Patria” buscaba la independencia absoluta, pero motivado únicamente por cuestiones personales

Avatar del

Por: El Universal

Los verdaderos motivos que llevaron a Miguel Hidalgo a la lucha de Independencia

Los verdaderos motivos que llevaron a Miguel Hidalgo a la lucha de Independencia

Miguel Hidalgo y Costilla fue un hombre que pasó a la historia de México como el “Padre de la Patria”, pues fue quien inició la Guerra de Independencia de la Nueva España para dar paso a lo que hoy es México.

Lo cierto es que a su alrededor se han tejido varios mitos, algunos de los cuales han sido derribados por los historiadores. A estas alturas se sabe que Hidalgo no era un sacerdote ortodoxo, que tenía amantes y, al menos cinco hijos. Pero te has preguntado ¿cuáles fueron las razones que lo llevaron a encabezar la lucha que cambió el rumbo de nuestra nación?

Este cura nació en la Hacienda de Corralejo, el 8 de mayo de 1753 y fue llamado Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga. Tuvo cuatro hermanos, José Joaquín, Mariano, José María y Manuel Mariano. Su constante contacto con la población mestiza y criolla le permitió conocer las diversas formas de vida de la sociedad novohispana.

Se ordenó sacerdote en 1778 y cuando su hermano José Joaquín murió, en 1803, Miguel se convirtió en el párroco de Dolores, lugar en el que estaba Joaquín y en el que antes estuvo su tío José Antonio Gallaga, hermano de su madre.

Sus feligreses, alumnos, amigos y compañeros lo respetaban por su sencillez y facilidad de palabra. De ahí podría deducirse que al ver las injusticias que padecía la población indígena, quiso alzarse en armas para apoyarla, pero tal vez no fue así.

De acuerdo con el autor mexicano Eugenio Aguirre, Hidalgo era un hombre acaudalado que, como muchos en la época, se vio afectado por las ambiciones de la Corona Española que lo despojaba de sus riquezas con “impuestos” que resultaban absurdos.

Esta habría sido una de las principales razones por las que se habría unido a la causa Insurgente para emancipar a México de España.

“Hidalgo nunca buscó la conspiración, nunca buscó la lucha insurgente, sino que fue la conspiración quien lo buscó y fueron por él, porque era un personaje querido por todos los estratos sociales. Pensaron que podría traer a la causa a los hombres ricos, poderosos de la Nueva España que podían dar dinero y ejércitos que habían formado en sus haciendas”, explica el autor de Hidalgo, entre la virtud y el vicio.

Otra teoría señala que dolido tras la muerte de su hermano, Hidalgo decidió encabezar la revuelta, por lo que sus motivos habrían sido meramente personales.

La pérdida de sus riquezas lo habría motivado a encabezar la lucha independentista. (Foto: Fototeca El Universal)

La madrugada del 16 de septiembre de 1810, Hidalgo enarboló un estandarte con la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe, en el que se podía leer: “Viva la religión. Viva nuestra madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América y muera el mal gobierno”. Existen diferentes versiones que señalan que sus “Vivas” fueron para la Virgen de Guadalupe y los reyes católicos de España, mientras que hay otras que señalan que no realizó ninguna arenga.

Miguel Hidalgo fue capturado el 21 de mayo de 1811 y fusilado el 30 de julio de ese mismo año. Su cabeza, junto con la de Ignacio Allende y otros insurgentes, se exhibió en la alhóndiga de Granaditas de Guanajuato.

Con información de Chicago Tribune, BBC y TV Noticias

Y tú, ¿qué opinas?