Vivir+

México da un gran paso en la despenalización del aborto

Oaxaca es, tras Ciudad de México, el segundo Estado en permitir la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 12 semanas

Avatar del

Por: El País

México da un gran paso en la despenalización del aborto

México da un gran paso en la despenalización del aborto

Oaxaca ha sido este miércoles un ejemplo para México, pero también para América Latina. El Congreso de una de las entidades más pobres y con mayor desigualdad social del país ha aprobado la despenalización del aborto. Por encima de los gritos de "¡asesinos, asesinos!", 24 diputados —de 41 en total— han manifestado su voto a favor de los derechos de las mujeres. Y el Estado se ha convertido en el segundo, después de la capital, en permitir la interrupción libre del embarazo hasta las 12 semanas de gestación. Los legisladores prevén que la medida entre en vigor el próximo mes.

La Marea Verde, un movimiento que iniciaron las mujeres argentinas para exigir el aborto legal en el país sudamericano, ha tenido este miércoles su primer efecto en la región. Uno de los rincones de Latinoamérica más marginados, con mayor número de comunidades indígenas, presionado por grupos evangélicos y con el obispo de la Iglesia Católica en contra, se ha convertido en un referente para la lucha feminista. Oaxaca ha mandado un mensaje de esperanza para el movimiento y el triunfo de la despenalización en este Estado rural de México supone un referente para el resto de países centroamericanos (prohibido incluso en casos de violación) y de Sudamérica, como Argentina, Brasil, Colombia y Chile, donde las organizaciones en favor de los derechos de las mujeres han cerrado calles y plazas en el último año con pañuelos verdes atados al cuello. Este miércoles, el Congreso oaxaqueño se tiñó también de verde.

Más de 9.000 mujeres se someten a un aborto clandestino en Oaxaca cada año, según han denunciado las diputadas de Morena este miércoles. Unas 20 mujeres han sido encarceladas por este delito desde 2016. Y las complicaciones derivadas de este tipo de abortos ilegales son la tercera causa de muerte entre las mujeres de este Estado. Estos han sido los argumentos de las legisladoras que han defendido en la tribuna la medida este miércoles. "No conseguiremos detener el aborto si lo prohibimos, señorías", insistían.

Los diputados de Oaxaca acudían a dos votaciones históricas este 25 de septiembre. Una, la que modificaba el Código Penal del Estado, para eliminar los delitos relacionados con el aborto voluntario, penado de seis meses a dos años de prisión. Y otra, que requería una mayoría de dos tercios, para cambiar el artículo 12 de la Constitución oaxaqueña en el que se "protege y garantiza el derecho a la vida desde el momento de la fecundación". El Congreso solo ha podido aprobar la primera. La reforma de la Carta Magna ha sido pospuesta, ante un Parlamento enfurecido, dividido a gritos entre partidarios y detractores.

La directora de la asociación GIRE (Grupo de información en reproducción elegida), Regina Tamés, cuenta desde el otro lado del teléfono que está "en shock". "Después de que la capital lo aprobara, hace 12 años, ha habido otros muchos intentos en congresos locales y todos fracasaron. Y de verdad, no teníamos mucha esperanza en que este lo pudiera lograr. Han lanzado una señal muy importante para el resto del país. Esto es imparable", ha defendido Tamés.

En estos momentos, la reforma aprobada al Código Penal de Oaxaca contradice lo que se mantiene en la Constitución local. Los promotores de la medida —diputados de Morena, Partido del Trabajo y Mujeres Independientes— esperan a que sea la vía judicial la que solucione esta controversia. Un recurso ante la Suprema Corte, que ha sentado jurisprudencia a favor de los derechos de las mujeres anteriormente, puede desatascar la medida. Pues además, con los votos emitidos a favor este miércoles no salen las cuentas para reformar la Carta Magna: es necesario una mayoría de dos tercios, es decir, un mínimo de 28 diputados. 

"En cualquier caso, sin la Constitución de nuestra parte de momento, Oaxaca ha dado un paso definitivo por las mujeres de este Estado", ha declarado orgullosa la diputada de Morena, Hilda Pérez Luis en una entrevista a este diario. Y ha señalado que dentro de dos semanas, ninguna institución pública de salud podrá negarse a atender un aborto voluntario dentro de las 12 semanas, pese a lo que diga la Constitución. Ya no será necesario, como hasta ahora, que viajen a la Ciudad de México, que se arriesguen en clínicas clandestinas o que solo las que tengan recursos puedan permitírselo. "Y apunta esto, por favor: sin el movimiento feminista de Oaxaca esto nunca hubiera sido posible. Hoy les tenemos que estar eternamente agradecidas", insiste Pérez.

Las diputadas de Morena, las principales impulsoras de la iniciativa, junto con los apoyos del Partido del Trabajo y Mujeres Independientes, han alcanzado un logro histórico este miércoles. Pero no lo han tenido fácil. Hasta una hora antes de que comenzara la sesión, las parlamentarias no tenían claro qué iba a ocurrir en la votación. Habían logrado convencer a una amplia mayoría de su bancada, del partido de Morena, pero había algunos indecisos (contabilizaban unos cuatro) que podrían tumbarles el resultado.

Tenían claro que los opositores del PRI, PAN, Verde y Partido Encuentro Social (de ultraderecha) iban a votar en contra. Pero su lucha estuvo, desde el principio, en el seno de su propio grupo parlamentario, Morena. "Muchos pertenecen a grupos religiosos y otros tenían miedo a que esto influyera en su electorado a nivel municipal", explicaba la diputada Pérez a este diario unas horas antes de la votación.

"Algunos creyeron que yo no sabía qué iba a votar porque no hice proselitismo de este tema. No quise comentar mi voto con nadie. Pero tengo dos hijas y he estado muy implicado en su educación sexual. Y hoy he votado por ellas", comentaba poco después de hacerse público el resultado, el diputado de Morena, Othón Cuevas.

El partido liderado por López Obrador, que arrasó en las urnas en julio del año pasado y mantiene el poder en las dos cámaras, ha mostrado ambigüedad en temas como el aborto o el matrimonio igualitario. Un grupo político, cuyos fundadores definieron de izquierda, pero que abrió sus listas a candidatos de todos los colores políticos, desde evangélicos a la ultraderecha. Y cualquier aspirante a "regenerar" México y luchar contra la corrupción era bienvenido. Las luchas ideológicas entre progresistas y conservadores dentro del mismo grupo se producen ahora en los congresos locales.

La senadora de Morena Citalli Hernández es muy crítica con la contradicción ideológica dentro de su partido, pero señala que la Ley de Amnistía que López Obrador anunció la semana pasada ha podido favorecer que se ganen votaciones de este tipo: "Uno de los grupos beneficiados de esta medida son las mujeres que están en prisión por abortar y eso lo saben los legisladores que han votado este miércoles". 

"Tenemos que aprender de Oaxaca, de su capacidad de lucha, de resistencia a las presiones de grupos religiosos y de ultraderecha. Hoy fueron un ejemplo para México. Y queda claro que afectará al debate nacional. Y otros congresos tendrán que entrarle, sí o sí", señala esperanzada la senadora Hernández. La directora del GIRE, Regina Tamés ha sentenciado: "Oaxaca es la muestra de que la Marea Verde está inundando México".

En esta nota:
  • OAXACA

Y tú, ¿qué opinas?