Vivir+

Niña denunció abusos de sacerdote, pero nadie le creyó hasta que lo grabó

"Marina", como se conoce en medios italianos, denunció haber sufrido abusos sexuales de un sacerdote en su comunidad, pero nadie le creyó hasta que divulgó audios del abuso en medios.

Avatar del

Por: Redacción

Niña denunció abusos de sacerdote, pero nadie le creyó hasta que lo grabó

Niña denunció abusos de sacerdote, pero nadie le creyó hasta que lo grabó

Durante meses, una niña de 11 años sufrió abusos sexuales a manos de un sacerdote que acababa de llegar a su localidad; a pesar de que denunció la situación, nadie le creyó, por lo que decidió grabar la situación su celular.

El caso fue reportado por medios italianos, que contaron la historia de "Marina", pseudónimo con el que se bautizó a la niña para proteger su identidad, quien sufrió abusos sexuales del padre Michele Mottola durante al menos 5 meses.

En 2017, Mottola llegó a la comunidad de Trentola-Ducenta, en Italia, donde fungió como sacerdote en la parroquia de San Giorgio y rápidamente se ganó la confianza de la comunidad.

'Era como un amigo'

La familia de Marina contó que el sacerdote solía visitarlos con frecuencia y hacerle caros regalos a la niña "para agradecer" las cenas a las que lo invitaban, reporta RT. Los regalos iban desde un reloj, un abrigo, hasta una computadora.

Pensamos que era una buena persona, era como un amigo", explicó la madre de la víctima.

Lo cierto es que la personalidad de Marina comenzó a cambiar durante este tiempo e incluso intentó denunciar por escrito los abusos con otros feligreses de la iglesia, pero no sólo no le creyeron, si no que uno de ellos incluso le dijo que "era como un terrorista suicida" en frente de sus padres.

Don Michele me hace cosas, me besa", explicando que lo hacía en los labios. "¿Lo que hacemos Don Michelle y yo se llama sexo?", llegó a escribirles.

Al ver que no le creían, Marina decidió grabar los encuentros con su celular. Estos audios fueron dados a conocer por el programa televisivo Le

En otro de los audios, el sacerdote incluso intenta culpar a la niña, tratando de convencerla de que ella "consintió lo que había pasado", mientras le ofrece un pañuelo para secarse el llanto.

Enfrentado ante la evidencia, Mottola confesó los abusos y en 2018 el obispo de la diócesis de Aversa, Angello Spinillo, confirmó que fue expulsado de su parroquia y denunciado ante las autoridades.

Iene. En uno de los audios, se escucha al sacerdote decir: "Te tendría aquí desde la mañana hasta la noche  […] ¿Sabes que te amo?", mientras la niña rechaza sus abrazos.

Y tú, ¿qué opinas?