Vivir+

Novios se casan a menos de 15 kilómetros de un volcán activo

Chino y Kat Vaflor decidieron seguir adelante con la boda pese a que era domingo y el volcán Taal, desde hacía horas, arrojaba cenizas, vapor y piedras al cielo

Avatar del

Por: El Universal

Novios se casan a menos de 15 kilómetros de un volcán activo

Novios se casan a menos de 15 kilómetros de un volcán activo

Tagaytay.- Los novios, las novias, días antes de casarse, de vestir de blanco o de traje, suelen tener una misma preocupación: el clima. Temen que justo el día en que eligieron ir a la iglesia o a un salón para celebrar con amigos y familia, llueva y el agua les arruine los planes. Algunos no tienen suerte y la hacen frente. Otros festejan sin problemas. Pocos deciden suspender. Chino y Kat Vaflor no lo hicieron. Y eso que lidiaron con algo más grande que una tormenta.

Esta pareja en Filipinas decidió seguir adelante con la boda pese a que era domingo y el volcán Taal, desde hacía horas, arrojaba cenizas, vapor y piedras al cielo. Las autoridades habían sugerido a los habitantes de la zona afectada evacuar sus hogares pero el amor pudo más y Chino y Kat dieron el sí frente al altar, a 15 kilómetros del volcán, y consiguieron congelar el momento en un marco inesperado.

El fotógrafo Randolf Evan sacó las imágenes de la misa mientras en el fondo la nube de humo crecía como si se tratara de una explosión descontrolada y el resultado es puro amor y puro drama. Desde el gobierno alertaron sobre la peligrosidad de la erupción y ellos continuaron.

“Estábamos realmente nerviosos porque mientras trabajábamos seguíamos buscando actualizaciones en las redes sociales sobre la erupción volcánica. Así que estábamos al tanto de las advertencias y niveles crecientes que se anunciaban en tiempo real”, contó el fotógrafo a la cadena CNN. “También discutimos discretamente entre nosotros qué deberíamos hacer si la situación empeorada”.

Evan asimismo aseguró que todos los asistentes del casamiento, que tuvo lugar en Savanna Farm Tagaytay se mantuvieron “tranquilos” mientras la pareja decía “Sí, quiero”. De hecho, desde la organización del evento incluso se hicieron eco de la erupción y anunciaron en sus redes: " ¡La boda continúa!". Él, por su parte, tras la ceremonia mostró sus fotos en las redes con la frase: “¡Chino y Kat lo lograron!”.

Tres días activos

Hoy el volcán Taal expulsa lava y tiembla sin parar, lo que apunta según los especialistas a una erupción más grande y peligrosa. Ya se detectaron unos 50 sismos en un margen de ocho horas. Mientras tanto, decenas de miles de personas escapan de los pueblos cercanos, ya cubiertos por una densa capa de ceniza.

Las oficinas públicas y las escuelas cerraron en numerosas ciudades y pueblos, incluida la capital, debido a los riesgos para la salud. Cientos de vuelos fueron cancelados o demorados, lo que afectó a decenas de miles de pasajeros.

La actividad en el volcán Taal y la aparición de varias fisuras nuevas en la tierra cercana apuntan a un ascenso de magma y podría llevar a más actividad eruptiva. Por ahora la lava incandescente lanzada por el volcán llegaba hasta 800 metros de altura y en algunas ocasiones se veía el destello de los relámpagos en la enorme columna de ceniza y escoria que salía del cráter.

El nivel de alerta desde el inicio de la erupción el domingo es de 4, lo que indicaba una erupción peligrosa posible en cuestión de horas o días. El nivel 5, el más alto, implica que esa erupción está en marcha.

El volcán filipino, de 311 metros de altura, se encuentra en medio de un lago en la provincia de Batangas, al sur de Manila, en una pequeña isla considerada desde hace mucho como una “zona de peligro permanente”. La última erupción que causó daños importantes mató a cientos de personas en 1965. Taal es el segundo volcán más activo de la veintena que hay en Filipinas, ubicada en el Anillo de Fuego del Pacífico, donde ocurre la mayor parte de actividad sísmica del mundo.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?