Vivir+

¿Por qué fue borrado este aterrador video de Youtube?

Advierten sobre el video 1444 que muestra de forma explícita el suicidio de un joven ruso y ha violado la censura de todas las redes sociales.

Avatar del

Por: Redacción

¿Por qué fue borrado este aterrador video de Youtube?

¿Por qué fue borrado este aterrador video de Youtube?

"No busques 1444 en Youtube" fue la publicación que rápidamente se viralizó en redes sociales este fin de semana, haciendo alusión a un video explícito que ya fue borrado de la plataforma de video.

Se trataba de un video que violaba por completo las reglas de censura de Youtube, al mostrar de forma explícita a un hombre que se quita la vida disparándose con un arma larga en la cabeza.

El video estaba titulado únicamente como 1444 y fue publicado por un canal presuntamente especializado en este tipo de contenido explícito, que había publicado otros materiales similares.

Viola todas las censuras y causa indignación

A pesar de la vigilancia que suelen aplicar redes sociales como Facebook y Youtube respecto al contenido publicado, el video 1444 rápidamente se viralizó en redes sociales.

Algunas versiones apuntaban a que el video poseía una supuesta maldición, pero más preocupante resulta su burla a la censura y reglas de las plataformas.

Usuarios advierten sobre el riesgo que es para los menores este video que se encontraba en Youtube sin restricción de edad, a la vez que señalan el fallo en la censura de la plataforma, que puede desmonetizar videos por el uso de una canción con copyright o la sola mención de la palabra "asesinato", pero permitió que este video alcanzará millones de visitas mientras estuvo disponible. Youtube ya lo ha eliminado, pero se pueden encontrar copias del mismo en otros canales.

Por su parte, mientras Facebook puede eliminar una fotografía por mostrar pezones femeninos o algunos "memes" por hacer alusión a hechos como el 11 de septiembre, aún sin mostrar fotografías explícitas, también dejó pasar las cuentas que llegaron a publicar este video.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?