Vivir+

Rapan y desvisten a madre e hija acusadas de robo en Chiapas

La tarde del jueves, los comerciantes detuvieron a las dos mujeres, a las que llevaron a la calle y ahí las golpearon; al lugar no llegó un solo agente de la Policía Municipal

Avatar del

Por: El Universal

Rapan y desvisten a madre e hija acusadas de robo en Chiapas

Rapan y desvisten a madre e hija acusadas de robo en Chiapas

Frontera Comalapa, Chis.- Comerciantes del Mercado San Juan de Tapachula, detuvieron, golpearon, raparon y desvistieron a una madre y su hija, una adolescente, acusadas de robar a un locatario.

La tarde del jueves, los comerciantes detuvieron a las dos mujeres, a las que llevaron a la calle y ahí las golpearon, les cortaron la ropa y procedieron a cortarles el cabello en represalia por haber cometido el presunto robo.

Una de las mujeres clama por su inocencia, pero los comerciantes las acusan y piden golpearlas como un escarmiento.

“Cuando roban, no tienen ni compasión las perras”, dice uno hombre, mientras dos comerciantes con tijeras rompen las prendas de vestir a las dos mujeres, que prácticamente quedan desnudas sobre el asfalto.

La madre en un intento por protegerse, mantienen su sostén con una mano, mientras que con la otra mano, trata de proteger a su hija que había quedado ya sin ropa.

Los comerciantes acusan a las mujeres de ser integrantes de una banda de paqueteros, aquellos que engañan a cuentahabientes con recortes de periódicos para simular billetes y consiguen llevarse entre 10 a 15 mil pesos.

Dos mujeres propinan golpes y patadas a las presuntas ladronas, una de ella le coloca una rodilla al cuello, para quitarle el sostén. “Desnúdenlas para que tengan vergüenza” y le rompe el sostén.

“Por favor, mi hija no”, suplica a una de las mujeres, pero el uno de los comerciantes aseguran que están cansados de tanto robo.

“Bueno a chingar a su (…)”,  dice uno de los comerciantes que ordena que la madre y su hija caminen por la calle principal del mercado San Juan, de Tapachula, para “que las conozcan”.

Pese a que la detención y momento en que les cortan sus prendas de vestir y son rapadas, tarda más de 20 minutos, al lugar no llegó un solo agente de la Policía Municipal para rescatarlas, a pesar de que la base de la corporación se encuentra a tan solo 300 metros de distancia.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?