Vivir+

Rescatan a anciano de caja de madera, donde fue encerrado por su hija

En pleno embargo, policías escucharon ruidos; era una cama con tablones donde estaba Bonifacio, de 87 años, quien recibía sus alimentos en un pequeño orificio. 

Avatar del

Por: El Universal

Rescatan a anciano de caja de madera, donde fue encerrado por su hija(Especial)

Rescatan a anciano de caja de madera, donde fue encerrado por su hija | Especial

Guanajuato.- Un hombre de 87 años de edad fue rescatado por la policía municipal de una caja de madera, en la que su hija presuntamente lo tenía privado de su libertad.

Los oficiales encontraron al anciano durante una diligencia de embargo, ejecutada en la vivienda de su hija, Leticia ‘N’ de 54 años.

El jueves pasado, elementos de Seguridad Pública acudieron a la calle Cerro de los Agustinos, de la colonia Jacarandas, en apoyo de una actuaría del Poder Judicial para un embargo promovido por el Infonavit.

Al interior del domicilio los atendió una mujer. Minutos después, cuando sacaban a la calle diversos muebles embargados, los oficiales escucharon gritos de auxilio que provenían del interior del inmueble.

Por ello, policías se percataron que los gritos salían de una caja hecha de madera.

Era como una cama con techo con tablones de madera a su alrededor; dentro de ella estaba encerrado un señor de la tercera edad, a quien por un pequeño orificio que estaba en la parte superior del mueble, le proporcionaban sus alimentos, describieron.

Los elementos procedieron a desmantelar la cama y liberar a Bonifacio, quien estaba en malas condiciones de salud.

El adulto presentaba discapacidad en ambas piernas, por lo que fue trasladado a un hospital para que le brindaran atención médica y después a un albergue.

La Secretaria de Seguridad Ciudadana denunció los hechos ante la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) quienes se encargarán de determinar la situación legal, de la hija de Bonifacio.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?