Conoce el primer auto eléctrico construido en Guanajuato; se llama Maya

Arma Jorge Yajseel Villalpando un vehículo que no paga tenencia, no verifica, no lleva aceite; su mantenimiento es con un costo menor a lo conocido en el mercado actual. 

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Su costo podría no rebasar los 350 mil pesos. Foto: Cortesía.

Su costo podría no rebasar los 350 mil pesos. Foto: Cortesía.

León, Guanajuato.- El primer prototipo de un auto eléctrico hecho en Guanajuato es una realidad y su nombre es Maya, a su creador le hizo conocer Tesla en el 2015.

Jorge Yajseel Villalpando, quien fuera estudiante de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería Campus Guanajuato (UPIIG), del Instituto Politécnico Nacional campus Guanajuato, justamente en su paso por la universidad se propuso hacer realidad un sueño que le ha costado más de 400 mil pesos de inversión y superar fases de prueba-error, así como negativas de su proyecto, con tal de demostrar que su idea tiene factibilidad.

Compartió que como estudiante fue haciendo bosquejos, trazando diseños, para crear un vehículo eléctrico, sin embargo la realidad lo llevo a que esa idea se quedara en tomar un modelo de un carro de combustión que internamente cuenta con todas las características de un carro eléctrico.

LEER MÁS: Destaca en Tesla guanajuatense adoptiva

Al detalle

Jorge Yajseel detalló que su carro Maya cuenta con baterías de Ion-Litio con hasta 70 kilómetros de rendimiento por carga, un cargador autorizado para automóviles integrado dentro del vehículo con conexión doméstica, no tiene necesidad de afinación ni verificación, además de que permite contar con costo preferencial de la CFE para recargar el auto en casa y tiene una velocidad máxima de 140 kilómetros”.

Contó que su visita a Tesla fue para conocer más acerca de cómo se hace ese tipo de unidades y tuvo oportunidad de tomarse la foto del recuerdo a las afueras de la planta.

Quedé enamorado de cada detalle de su fabricación, para el 2015 ya estaban bastante adelantados en su visión de los carros eléctricos”.

Su proyecto ha estado presente en la Fórmula E y en el WRC Rally Guanajuato.

Empezamos en 2015 búsqueda de recursos más formales, antes de eso, todo fue con nuestro recursos. Logramos un fondo de 300 mil pesos con TecnoParque, sin embargo el dólar se fue de 12 hasta 18 pesos”.

Recordó que fue tiempo de elecciones y se salió de las manos el objetivo de crear un carro eléctrico totalmente y tuvimos que modificar el proyecto a que fuera un carro normal del exterior y trabajar en su interior, con su sistema de propulsión y todo lo necesario para que tuviera tecnología de un vehículo eléctrico.

En su participación como ponente del Summit de Vehículos Híbridos y Eléctricos en el IPN en Guanajuato Puerto Interior mencionó que en su paso ha tenido así como puertas que se han cerrado, otras que se han abierto para ayudarlo como son: la Secretaría de Desarrollo Económico por medio de Novaera, Guanajuato Tecnoparque y Bosh de México.

Agregó que además de su conocimiento en ingeniería para darle solidez a la idea de negocio ha contado con asesoría de  Startup México, campus Bajío, y del Centro de Incubación de Empresas de Base Tecnológica (CIEBT), del IPN.

No lo verifica y no lo afina

Platicó a los estudiantes que entre las ventajas del carro eléctrico es que no pagas tenencia, no verificas, no llevan aceite, así que su mantenimiento es con un costo menor que un carro de combustión.

No lleva anticongelante y si pones una estación de carga CFE pone la tarifa más baja en ese medidor extra”.

Respecto a su marca, mencionó que la identidad y los diseños están inspirados en la cultura maya y azteca.

Su intención es ofrecer modelos de vehículos que vayan de los 350 mil pesos para dos personas y 430 mil para cuatro.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?