A los zapateros les faltan cajas, suelas y sintéticos

Prevén mayor afectación en cadena de suministros por conflicto Rusia-Ucrania

lunes, 14 de marzo de 2022 · 00:00

León, Guanajuato. Cajas, suelas, tacones, pegamentos y sintéticos son algunos de los productos que escasean en el mercado, y en las siguientes semanas pudiera ser más complicado conseguirlos.

Fabricantes de calzado coincidieron en que los insumos han registrado aumentos del 30%, algunas materias primas tardan meses en llegar; estas son parte de las afectaciones que vive el sector.

Todos los derivados del petróleo se vieron afectados por la ruptura en la cadena de suministro a consecuencia de la pandemia.

David Novoa, presidente de la Asociación de Empresas Proveedoras Industriales de México (Apimex), señaló que la industria estaba en proceso de recuperación sin embargo, el conflicto entre Rusia y Ucrania puede tener mayores afectaciones que las registrados en la contingencia por COVID-19.

Detalló que al elevarse mundialmente el costo del petróleo, genera un impacto en la materia prima, sumado a la inflación y esto obligadamente refleja un incremento en el costo de los insumos.

Advirtió que la guerra entre Rusia y Ucrania puede afectar con una mayor inflación a nivel mundial. Detalló que un importante porcentaje de los productos que utilizan provienen de los hidrocarburos, el conflicto armado en Europa pudiera nuevamente generar una ruptura en la cadena de suministro.

Tenemos que estar atentos al impacto global con la guerra, que pudiera ser mucho peor que lo que representó la pandemia".

Pega falta de cartón

Todo lo derivado del cartón, cajas y papel es lo que nos falta, señaló Leonardo López Romo, propietario de la marca Conocer, fabricantes de calzado escolar.

Las cajas acumularon un 66% de aumento, la pieza pasó de 6 a 10 pesos, fue un golpe fuerte, expuso.  

A finales del año fue más agudo en el suministro de suela, hubo escasez ya que son productos que provienen de China.

Lo estamos viendo directamente con los clientes, no aceptan un aumento mínimo de diez pesos, -que no es nada- contra lo que estamos soportando", expuso. 

Detalló que la marca la fundó su papá hace 30 años, sus productos los exportan a Costa Rica, Guatemala, Honduras y Estados Unidos con apoyo de Cofoce y Sapica.

Señaló que tienen una capacidad instalada de 6 mil pares, de momento fabrican mil pares semanales. Recordó que en 2019 llegaron a tener pedidos programados para 2 meses, "no estamos como hace dos años aunque hay más movimiento".

A cuenta gotas

Recibimos las cajas a cuenta gotas, reconoció Ricardo González Martínez, colaborador de la empresa Richard West, dedicada a la fabricación de bota vaquera infantil. 

Explicó que semanalmente fabrican 700 pares, sin embargo cajas y suelas las reciben de forma parcial y deben esperar varios días para completar los lotes. 

El fabricante detalló que están obligados a esperar, porque tanto la suela como la caja son personalizadas. Detalló que no quieren correr riesgos en cambiar de proveedor, para mantener la calidad del producto final.

Nos faltan suelas, pegamento, cajas, están escasos desde mediados del año pasado", reconoció.

Además de la escasez se suma el aumento de precios que registran alzas mensuales de hasta el 30% respecto al año pasado.

Expuso que el 80% de lo que producen es para el mercado nacional, el resto va destinado  a cuatro clientes en Estados Unidos. En México su fuerte está en la zona norte, en Chihuahua, Durango y Sonora. La empresa tiene cuatro años en el mercado, cuentan con 15 trabajadores, en sus instalaciones fabrican productos propios más las maquilas de bordado y costura.

Extienden fechas de entregas

La marca Modamia amplió su tiempo de entrega de 22 días hasta 60 días ante la escasez de materiales.

Sintéticos, tacones y herrajes son productos que hacen falta, detalló Grecia Irazú Solís Piña, propietaria de la fábrica dedicada al calzado para dama.

Expuso que esta situación genera incertidumbre en precios y entregas, por lo que los clientes se desesperan por no tener los pedidos a tiempo.

Detalló que cotizan con un precio y al producir el producto, los materiales cuestan más, "ha sido complicado". Deben sustituir proveedores de sintético por lo que tienen que buscar otras alternativas ya que la temporada se va.

Hace tres años Solís Piña comenzó con su esposo el emprendimiento, durante la crisis sanitaria la venta en línea les permitió mantenerse activos.

Ahora, el siguiente paso para la marca es la exportación. Tienen como objetivo enviar sus productos para Guatemala, se están preparando para que su calzado pueda venderse fuera de México.

La marca cuenta con 5 colaboradores y una producción semanal de mil 500 pares semanales.

SM

Otras Noticias