'Legitimación de contrato colectivo de General Motors no debe tomarse a la ligera'

La legitimación del contrato colectivo de trabajo de General Motors no debe tomarse a la ligera, pues se avizora una guerra fratricida entre sindicatos internos, señaló Alejandro Rangel Segovia, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica

Por: Julieta Rosales Ortiz

'Legitimación de contrato colectivo de General Motors no debe tomarse a la ligera'

'Legitimación de contrato colectivo de General Motors no debe tomarse a la ligera'

Irapuato.- La legitimación del contrato colectivo de trabajo de General Motors no debe tomarse a la ligera, pues se avizora una guerra fratricida entre sindicatos internos, señaló Alejandro Rangel Segovia, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Metal-Mecánica (SITIMM).

Refirió que en el sindicato de esta empresa había una escasez manifiesta de mecanismos democráticos de decisión, pese a que es un centro de trabajo muy importante.

Lo sabía la organización sindical que estaba y me parece que no hizo mucho al respecto, eso pareciera un factor externo a la legitimación, pero desde luego que jugó su rol en el momento que en el que toman las decisiones sus trabajadores, se ha convertido en una arena, en un ring en el cual se van a subir rudos y técnicos, vamos a ver ahí un sainete en los próximos meses”, enfatizó.

Comentó que cuestionar a los empleados si están de acuerdo con sus contratos lleva el riesgo de que la respuesta sea “no”, lo que resulta temerario para las empresas.

El Secretario General de SITIMM consideró que con cualquier organización sindical siempre deben existir esfuerzos para lograr la unidad y que en el proceso de General Motors se avizora una rivalidad entre expresiones sindicales.

Esto es a lo que nos va a someter esta Reforma Laboral, donde no haya la capacidad de tener comunicación estrecha con la base, donde no haya acuerdos más directos con la mayoría de la base, donde no estén bien informados va a haber esta confusión”, agregó.

Asimismo, dijo que probablemente en el fondo quien va a ganar es la propia dirección de la empresa, porque se va a aprovechar de la debilidad sindical.

Destacó que SITIMM ha buscado evitar este tipo de conflictos en las empresas, a través de una estrategia de negociación correcta de los contratos colectivos, logrando más de 115 legitimaciones y con 35 empresas pendientes.

Rangel Segovia dijo que decir no a un contrato colectivo que se ha conformado por años es cortar la posibilidad de seguir mejorando las condiciones de los trabajadores, en cualquier sindicato o centro de trabajo.

Lo que hicimos fue una estrategia que nos llevamos tiempo construirla, implementarla, consensarla con nuestros compañeros representativos de base y con las direcciones de las empresas, para implementar, basándonos en este centro de formación laboral talleres de conocimiento o reconocimiento de los contratos colectivos”, refirió.

jrosales@am.com.mx

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?