Buscar

AM+

Mobike, las bicis públicas en León y la promesa de algo innovador que resultó todo un fiasco

Tras el abandono del proyecto con Mobike, la Dirección de Movilidad de León planea invertir 17 millones de pesos para reactivar el sistema de "Bici Pública", colaborando con la empresa mexicana Dezba para mejorar la movilidad sustentable en la ciudad

Escrito en León el
Mobike, las bicis públicas en León y la promesa de algo innovador que resultó todo un fiasco

León.- Estimando que se requerirá una inversión inicial de alrededor de 17 millones de pesos, la Dirección de Movilidad trabaja en la reactivación del sistema de “Bici Pública” en León y es por ello que aún conserva, aunque en mal estado y vandalizadas, las cicloestaciones que se colocaron en el polígono comprendido entre Centro Histórico y el Poliforum León.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

De lo que se vendió como un proyecto innovador en 2019 hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas que incluso en algunos casos llegan a ser estorbosas para peatones, locatarios o comerciantes, automovilistas y demás usuarios de la vía pública.

El 13 de diciembre de 2018, el presidente municipal de León, Héctor López Santillana, hizo pública la firma de un convenio con la empresa “Mobike México” para lanzar el programa piloto de este servicio de bicicletas inteligentes o sistema de bicicleta pública, en el espacio en un inicio mencionado.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

En dicho convenio que realmente fue firmado el 23 de noviembre de 2018, se establecía que se lanzaba este sistema para promover e incentivar el uso de la bicicleta como medio de movilidad sustentable.

Este programa piloto duraría seis meses y Mobike pondría a disposición de los usuarios al menos 500 bicicletas inteligentes distribuidas en ciclo-estacionamientos.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

Después en marzo de 2021, se firmó otro convenio de colaboración entre la Dirección de Movilidad del Gobierno Municipal y Mobike México, en el que se establece que fue esta empresa la única en presentar una oferta para la operación de este sistema.

En este convenio ya se precisaba que las bicicletas se resguardaban sin anclaje y se podían usar a través de un candado que se desbloqueaba digitalmente a través de un código “QRS”, vinculado a una plataforma.

También se estableció que el Municipio otorgaría a Mobike una bodega cercana al polígono para que la pudiera usar en lo que implicaba el sistema.

Pero además, el Municipio le daba a esta empresa un apoyo mensual de 150 mil pesos, para que pudiera mantener un ingreso sin depender de cuántos usuarios tenían. De acuerdo al convenio fueron diez aportaciones que se le dio a Mobike por el monto señalado.

El vencimiento de este convenio estaba marcado como el 1 de enero de 2022, es decir que todavía abarcó tres meses de la presente administración municipal.

Mobike México falló con lo que prometió: Municipio de León

Esta administración quiso seguir con la operación del sistema, sin embargo a decir del actual director general de Movilidad del Municipio, Fabio Arnoldo Sandoval Reséndez, Mobike México comenzó a tener problemas. 

Primero,  se separó de la firma internacional que la respaldaba y entonces el sistema en León resintió en varios aspectos, desde el funcionamiento de la aplicación hasta el robo de bicicletas, al que en ocasiones la empresa no daba seguimiento.

El director general de Movilidad del Municipio, Fabio Arnoldo Sandoval Reséndez, en entrevista con AM. Foto: Areli Barrera.

Cuando se firmó el primer convenio con Mobike era una firma internacional, y la diferencia que hay con una firma internacional es que trae todo el soporte y entonces por eso puede ofertar a un costo razonable la operación de un sistema de esta naturaleza. Al estar ellos en una firma ya tenían un producto, una aplicación, todo, una plataforma para administrar el sistema y a la hora de esa separación tuvieron que hacer su propia plataforma, empezar a trabajar con lo suyo, renovar la app, entonces en todo ese trayecto la verdad es que había muchas intermitencias en la operación del sistema”, sostuvo Fabio Sandoval.

Ante este escenario, recordó que se hizo una evaluación del sistema y su operación, que además Mobike informó que costaría más al Municipio por una actualización de sus tarifas.

Y otro problema fue que empezamos a notar que no había un control muy estricto por parte de la empresa, porque incluso se llegaban a robar las bicis y no se daban cuenta cuando se supone que tenían un sistema de geolocalización. Y había veces que las detectábamos más a través de que la Policía veía alguien que traía una bici y la resguardaba. Y muchas veces incluso la empresa ni siquiera las reclamaba”, anotó.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

Por otra parte, el Director de Movilidad dijo que aunque el compromiso era tener 500 bicicletas inteligentes en la calle, en realidad había muchas menos.

Entonces había una serie, se puede decir, de situaciones en incumplimiento por parte de la empresa, pero además ya el costo no era el mismo y nosotros para poder justificar el ejercicio de un recurso teníamos que presentar estudios de mercado, hacer el proceso interno y al  final de cuentas ya las condiciones con Mobike no fueron con las que se inició. Por eso de manera mutua decidimos cerrar el convenio hasta no tener otra vez una certeza de todo lo que debía tener el programa. Esto fue a principios de la administración en 2022”, manifestó.

Dos tipos de bicicletas en las opciones

En cuanto a las opciones de bicicletas para utilizar en este sistema, el Director de Movilidad dijo que hay unas que ocupan un sistema de anclaje pero que requieren una infraestructura más robusta y hay otras que cuentan con un candado controlado a través de una aplicación.

“Este nada más es un candado que tiene una llanta y esos sistemas realmente incluso han sido más tendencia en otros países porque como no tienes la obligación de dejarlas en un espacio fijo, hay más apertura de dónde puedes dejar la bici, entonces te genera muchas ventajas y es más barato”, argumentó el funcionario municipal.

No olvidan proyecto y lo rearman

Sin embargo, pese a todas las adversidades, el Director de Movilidad aseguró que no lo han dejado en el olvido y que se han dado a la tarea de rearmarlo, por lo que las cicloestaciones siguen ahí aunque en estado de abandono.

Contratamos un estudio de mercado para ver qué es lo que había de productos en México y lo que encontramos es que lo que teníamos nosotros era lo más innovador, pero hay poco en México, además realmente solo hay dos empresas que tienen ese tipo de tecnología en nuestro país, uno es Mobike y otra empresa que se llama Debza. Hay otras empresas pero todas de infraestructura de anclaje, que es más cara”, precisó.

Por otra parte, en cuanto a la sostenibilidad económica del sistema, dijo que en un inicio la hipótesis era que el sistema se podía sostener económicamente solamente con los ingresos obtenidos de los usuarios, pero comprobaron que al menos en México ningún sistema de bicicleta pública puede operar así.

Es un programa que siempre hay que pagar un diferencial para que sea sostenible, pero los costos que traía Mobike sí eran muy bajos, por eso no podían ellos, el ingreso que requiere estos sistemas tienen que contemplar la tecnología, el mantenimiento, el balanceo que es ver todo el día que en todas las cicloestaciones haya bicicletas, entonces ellos requieren además equipos con camionetas para estar moviéndolas. Esta operación en realidad cuesta, a final de cuentas hay inversiones de vehículos, de personal, ellos nada más tenían una cuadrilla y a lo mejor necesitaban tres para lograr eso, en fin, hay muchas cosas que nos dimos cuenta de que también con lo que nos cobraban jamás iban a mantener un sistema de bici pública”, argumentó.

En cuanto al abandono de las cicloestaciones, el Director aseguró que no las rehabilitan porque mientras no se ponga en operación el sistema, es probable que pronto sean vandalizadas nuevamente. “Pero no hemos retirado el equipamiento precisamente porque la idea es sí reactivar”, afirmó.

Así se estrenaron las cicloestaciones: 

Así lucen ahora: 

En la mira, Dezba, empresa mexicana; ya opera en CDMX

Y en la búsqueda de una empresa que se haga cargo de reactivar este sistema de bici pública en León, compartió que ya encontró a la empresa Dezba, que es mexicana y actualmente opera en Ciudad de México.

Sin embargo esta empresa está dispuesta a invertir solamente que el Gobierno Municipal invierta en las bicicletas y ellos en la infraestructura necesaria.

Entonces ahí estamos, es cómo hacemos la inversión en bicicletas que sean compatibles y además contratar el servicio. El punto es ya nada más encontrar el mecanismo de financiamiento del proyecto, que es lo que estamos trabajando con Tesorería, hemos tenido mesas de trabajo desde el año pasado. “Y en realidad hay ya un avance considerable en cuestión de lo que ya conlleva la reactivación, lo que sí hemos manifestado es que de alguna forma sí ya nos ganó el tiempo, el reactivar ya es como sea”, declaró.

En la misma línea sí reconoció que el tiempo en lo que se hacen todas las gestiones necesarias sí sería de unos seis a ocho meses. “Pero a final de cuentas lo que queremos es dejar, en dado caso que ya no alcancemos en esta administración arrancarlo, sí dejar bien los elementos para que el programa pueda continuar”, indicó.

Y ya específicamente de Dezba, aseguró que de acuerdo a lo que han investigado de la empresa, es confiable y tiene buena aceptación por parte de sus usuarios. “Es una estructura empresarial fuerte, en donde te dan garantía, un poco más de certeza, ellos te garantizan incluso generar demanda al sistema y es una buena empresa”, dijo.

De lo que se tendría que invertir, puntualizó que se requieren alrededor de 10 millones de pesos para la compra de las bicicletas y otros 7 millones anuales para su operación.

“Para un polígono como el que ahorita está contemplado, la idea es consolidar el polígono para que no ocurra lo que ocurrió con la experiencia anterior. Y una vez consolidado entonces pensar después en algún crecimiento, pero ahorita estamos hablando de las mismas 50 cicloestaciones más 500 bicis en operación”, añadió.

Sí habría demanda con relanzamiento de bicis públicas en León

Por otra parte al cuestionar al Director de Movilidad sobre si este programa tendría demanda, aseguró que sí de acuerdo a lo poco que se pudo percibir en la fallida operación de Mobike.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

“Pero lo que te comenté es que las mismas fallas, porque luego había reportes de que el candado no abría, que no funcionaba la app, obviamente eso no generaba la atracción que debió haber generado.

De la mano de Mobike, este proyecto se vendió en 2019 como algo innovador para la ciudad; hoy solo quedan restos de las cicloestaciones abandonadas y un proyecto que requiere una reinversión de 17 millones de pesos, pero con otra empresa. Foto: Archivo AM. 

“Aparte esto es claro, nosotros fomentamos políticas públicas que vayan en ir promoviendo otros modos de transporte, finalmente aunque en un inicio no tengan una demanda considerable el hecho es empezar y mantenerlas precisamente para que cada vez sea más atractivo y fomentemos modos más saludables y sustentables de movilidad”, argumentó.

¿Quién es la empresa Dezba?

A través de su página de internet, Dezba precisa que en Ciudad de México su servicio está disponible en las colonias Polanco, Condesa, Roma, Cuauhtémoc, Anzures y Escandón.

Todo lo que se tiene que hacer para acceder a rentar una bici es bajar su aplicación y su forma de pago es a través de tarjeta de crédito o débito. La tarifa es de 2 pesos por minuto.

Si se llega a utilizar la bicicleta más de 12 horas, el sistema la da por extraviada y se hace un cargo automático de 5 mil pesos.

Las bicicletas se pueden estacionar en cualquier lugar, siempre y cuando se esté dentro del área operativa mostrada en la aplicación.

Hay desencanto, pero también esperanza en nuevo proyecto

 el fundador y presidente del colectivo local “Ponte las ruedas, saca la bici”, Erick Cisneros Juárez. Foto: Cortesía.

Sobre este proyecto, el fundador y presidente del colectivo local “Ponte las ruedas, saca la bici”, Erick Cisneros Juárez, lamentó que la infraestructura del fallido programa esté en el abandono y que perjudique a los usuarios del espacio público.

“Y no sé si da risa o esperanza pero hace poco vi una de esas bicicletas de Mobike en la calle, puede ser que haya todavía por ahí bicicletas de ese proyecto, seguro se las robaron”, anotó.

Además dijo que uno de los aspectos a los que atribuye el fracaso de este sistema es que se hacían promesas y se ponían plazos que no se cumplían, lo que ahora hará más difícil socializarlo para que las personas lo vuelvan a aceptar.

“Pero me parece que sí tenía algunos aciertos, había algunos detalles y aportes interesantes para la ciudad, y mientras pase más tiempo el retomarlo va a ser más complejo o tiene menos posibilidades de éxito, incluso cuando sí existe la necesidad, sí resuelve una problemática, a nivel colectivo existe cierto desencanto.

“Y cuando son proyectos de innovación las personas naturalmente nos resistimos al cambio y entonces la resistencia natural al cambio más el desencanto puede hacer que encontremos resultados de este tipo”, sostuvo el activista y promotor del uso de la bicicleta.

Reprochó que en su momento no se le dio el seguimiento adecuado a la operación del sistema, ni había evaluaciones o información clara de cómo operaba.

“También conocí quienes se encontraban bicicletas abiertas, las usaban y las devolvían en el lugar donde las encontraban. También la logística no me parecía la mejor porque encontrabas algunas estaciones vacías, otras con sobrecupo.

“Sí sería un buen proyecto pero hay que analizarlo, si se retoma sí tendría que ser con una visión integral, considerando diferentes factores, desde el reglamento hasta como socializas y tendrían que pensar en el presupuesto”, remató.

HEP

Escrito en León el
Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de la Salle Bajío, con 9 años de experiencia como reportera en diferentes medios de comunicación de León, Guanajuato. Maneja diversas fuentes, entre ellas, política, gobierno y seguridad. Actualmente en proceso de titulación de Maestría en Publicidad y Marketing Estratégico.

AManece León

Mantente al día con las últimas noticias de León, suscríbete gratis con tu correo

Amanece Le�n