Buscar

Historia sobre ruedas: la Línea Centro-Garita

La movilidad de la ciudad pasó de tranvías jalados con mulas a camiones urbanos y en 2003 en SIT, todo fincado en el crecimiento de empresas locales

Escrito en León el
Historia sobre ruedas: la Línea Centro-Garita
Creció la ciudad y la demanda de camiones urbanos. Aquí en la Miguel Alemán. Leopoldo Medina/Cortesía y Archivo Municipal

León, Guanajuato.- Leoneses pasaron de transportarse en tranvías de mulitas; de urbanos -con tablas y con lona en lugar de techo-, luego arribaron los ‘chatos’ y trompudos’, las micros o ‘panaderas’, hasta las orugas en el 2003, todo soportado gracias a el trabajo de muchos años de los hombres- camión y de las líneas tradicionales.

Demos un recorrido por este mundo fascinante sobre ruedas y de la emblemática Línea Centro-Garita que empezó a operar en 1927-1928 y que se integró como la del Coecillo a la modernidad del Sistema Integrado de Transporte (SIT).

En un inicio usaban camiones marca Studebaker, con carrocería de madera, bancas a las orillas o a los lados, cupo para 20 personas, corrían a una velocidad de 30 kilómetros por hora y se tiene memoria que cobraban 5 centavos. Tenían una sola puerta y era la trasera.

Uno de los boletos tradicionales a $1.

La demanda de transporte creció con la llegada del primer tren a León el 28 de julio de 1882 a la cinco de la tarde, cuando se preveía llegará a las 11 de la mañana, ya que había salido de la estación de Buenavista a las 6 de la mañana. Fue un día de fiesta.

Los camiones fueron reemplazando el transporte de mulitas, el famoso tranvía que corría de La Estación a la hoy 5 de Febrero. De allí nació la Línea Centro- Estación o Estación-Centro. Lo anterior está relacionado con el nacimiento del Barrio de San Miguel y la apertura de la avenida Independencia de La Estación hasta topar en la 5 de Febrero. Para 1938 aparece la línea Bellavista, conocida por los usuarios como “Bellabestia”.

Los que llevaban al hotel Condesa esperaban clientes en La Estación.

Aunque hay que mencionar que la del Coecillo fue de las primeras, su recorrido era del Coecillo, atravesaba el Puente Barón, tomaba la gran avenida Morelos -hoy López Mateos-, la calle Hidalgo y terminaba en el Parián, los que hoy es la Plaza de Fundadores, conforme a datos obtenido por AM a través de testigos de aquella época.

Estos datos se confirman en el libro “El Transporte Urbano en el Desarrollo Contemporáneo de León”, de Adriana Ortega Zenteno, edición: Ibero-Dirección General de Tránsito Municipal. Además de la información que aporta el Archivo Histórico Municipal de León.

Nace la Línea Centro-Garita

Se llama así precisamente porque de allí arrancaba al Centro y en ese punto llegaban personas de otros sitios para vender sus productos, comprar  provisiones, avíos y comida. Se le conocía como la zona de los mesones por toda la 16 de Septiembre, y aparte pasaba por la zona llamada como la Ruta de la Plata, de allí se trasladaban al Centro. 

Uno de los mesones más populares era el del señor Estrada, precisamente donde hoy son los transportes Julián de Obregón, sitio donde fue una de sus bases. Tomando como partida que una de las zonas más apartadas era el Parque González, hoy Parque Hidalgo.

El impulsor de la Línea Centro-Garita fue el ingeniero José Gutiérrez Martín y entre sus fundadores se mencionan al capitán Anzures, Raúl Valdivia, José Olivas Aguas, José Rodríguez, Epifanio Guzmán, los hermanos Calvillo, Pascual Calvillo y Antonio Campos Padilla, quienes abrieron la brecha de la Línea Centro-Garita ya en 1930.

Las mulitas, el transporte cuando llegó el tren a León: Estación-Centro.

Anteriormente de 1928-1930, era de forma individual hombre-camión. Después como rutas y finalmente como líneas.

Se conoció en un principio como la ruta Centro-Colonia Obregón-Barrio Arriba-, allí fue su primera base con cuatro camiones de la marca Ford y Dodge, que se pintaron de verde. El pasaje costaba 5 centavos.

La ruta salía de la 27 de Septiembre, Julián de Obregón hasta la Morelos -hoy López Mateos-, tomaba la calle Hidalgo, daba la vuelta al jardín y hasta parar en el portal Bravo. Su retorno era por Josefa Ortiz de Domíguez, tomando 20 de enero y terminando en la cantina de Juan H. Diaz.

Para finales de los 30, ya se contaba con 17 camiones.

Además de que creció la población, el ingeniero José Gutiérrez aumentó los recorridos y puso la terminal en La Garita, donde ahora están los camiones de la Julián de Obregón, según algunos testimonios.

Se encargó de la situación administrativa de la Línea y el problema de comprar o importar llantas en esa época (derivado de la II Guerra Mundial), por lo cual tuvieron que acudir a ponerles “huaraches” a los camiones (que era una llanta dentro de otra llanta). 

En 1943, el licenciado Gestrones asumió la dirección de la empresa en todos los aspectos.

El crecimiento 

Antonio Campos González, actual tesorero de la Línea Garita, platica a AM. “En 1944 se intentó meter una línea de primera clase, las de ese tiempo eran de segunda. La meta era más comodidad con asientos acojinados y un chofer limpio, con uniforme, atento. Se fracasó porque el operador le entraba a todo: manejar, cobrar, reparar  el camión, echar llanta, etcétera”.

Antonio Campos, actual tesorero de la Línea Centro-Garita.

Esta experiencia permitió se tomara una decisión de vender los camiones viejos y la Línea Centro-Garita operara solo con unidades de primera, fueron pintadas de color café y blanco. El pasaje costaba entre 12 y 15 centavos, explicó el entrevistado.

Otro itinerario que se agregó a la línea Línea Garita fue el que salía de la calle Hidalgo regresando por la Calzada de Guadalupe. Una más se ofrece el servicio a Los Castillo e Ibarrilla con camiones marca Dodge.

De acuerdo a documentos entre 1947 y 1948 ya se contaba con 20 camiones, 8 eran de primera clase y 12 eran de segunda, y para 1950 aumentó la flotilla en 54 unidades.

Los horarios en otros tiempos eran de 7 de la mañana a la 7:30 de la noche, por asunto de electrificación y de las carreteras, por ejemplo para Ciudad Aurora, Ibarrilla, Echeveste..era un caminito”, recordó Campos González. E inclusive se anunciaba en los periódicos un cine y poder observar la panorámica de Ciudad Aurora.

En 1988 vino la moda de los microbuses y después minibuses, durante la administración del entonces gobernador Enrique Velasco Ibarra. Tuvieron su tiempo, llevaban pintados dos leones a los costados, primero fueron los trompudos, luego los ‘modernos’ y los actuales.

Operadores de La Garita festejando.

Esto permitió que la línea creciera en rutas y cubriera el servicio a la zona norte: Seguro-Florida, Castillos, Ibarrilla, Lomas de Guadalupe, La India, Ojo de Agua, La Selva, Valle de León, Valle Hermoso. También que se extendiera a Echeveste, La Patiña, Comanja, Mesa de Ibarrilla y rancherías.

Con la integración al SIT, la Línea Garita tiene las siguientes rutas:

  • R2 (Zona Norte)
  • R21 (Los Castillos)
  • R69 (Echeveste y Castillos)
  • R38 Castillos-SIT R-40 (Valle Hermoso)

Las primeras bases

Otra de las bases que ha tenido la Línea Garita, fue la ubicada en López Mateos y Atenas. Posteriormente se sacó de la ciudad a Granja Las Palmas en 1960, conocida como la Hacienda del Juncal- Coloradas. Ya como Unión de Permisionarios se estableció así en 1966, jurídicamente su nombre es Unión de Permisionarios de Autotransporte A.C. 

En el año 68, con motivo de los Juegos Olímpicos en México, se pintaron las unidades de verde y con anillos olímpicos, se tenían ya 110 camiones. En ese tiempo la Línea sufre una crisis y se divide en dos, quedando solo con 54. El resto formó la nueva Línea Circuito Colonias, que hoy son transportes La Joya y San Juan Bosco.

Unidad alimentadora de La Centro-Garita, parte del nuevo sistema de transporte.

Pero se recupera en 1979 llegando a 94 camiones y en la reestructuración de rutas consigue la 2, 7 y 14, entre otras.

En 1984 cambia de razón social, pasa de “Unión de Permisionarios de Autotransportes Urbanos AC" a “Línea Centro Garita SA de CV”.

Hay usuarios que recuerdan que la Línea Garita en los 70, 80, eran los que daban servicio más tarde. Algunas líneas terminaban entre 8 y 9 de la noche y las de La Garita hasta las 10:30 -11.00 de la noche. Se distinguían porque eran verdes.

Llega el SIT y los herederos

En 2001 se empieza a trabajar como Sociedad Empresarial y en 2003 se integran al Sistema Integrado de Transporte

“Se acepta lo nuevo, pero se aplica lo que la experiencia dicta y en el camino andamos”, asevera Antonio Campos González, tesorero de la Línea Centro-Garita, hijo de don Antonio  Campos Padilla, uno de los fundadores.

Mi padre jamás nos pidió trabajar (en la empresa transportista), a todos nos dio carrera universitaria. Yo soy titulado como Médico Veterinario en la UBAC (hoy La Salle Bajío) de la generación 82-87, tras egresar de la Prepa Oficial de la Álvaro Obregón”, contó.

Campos González, un hombre maduro de 60 años, tuvo 11 hermanos más: “Fuimos seis hombres y seis mujeres, cada quien siguió su carrera. Pero en una ocasión, debido a la enfermedad de mi padre (diabetes), entré a apoyarlo y ya me quedé aquí”.

Una de sus satisfacciones es que conoce el ramo del transporte y a través de los años ha vivido su historia y la de la Línea. “Claro que fui chofer. Allí conocí lo que es este oficio. Se es un servidor público, aunque no estés en el gobierno. Cubría la ruta de La Florida por la San Cosme, estaba el famoso pocito, tengo buenos recuerdos”.

Camión de la Línea Garita, cubriendo la ruta a Ibarrilla. En el camión de Juanito.

Trabajó algunos meses tras el volante, seis aproximadamente, después en los años 80 fue nombrado Tesorero y hasta la fecha. 

“La Línea está fuerte, movíamos 100 mil pasajeros en 2000, ahora 60 mil. La ventaja es que también participamos en el Optibus y allí nos nivelamos”, compartió.

Rodamos y crecemos con el tiempo, dice finalmente Campos González. Ve el futuro con optimismo, pero se tendrán que hacer mejoras en todo. “Se acabó la carrera por los centavos”, era cuando camioneros peleaban por el pasaje.

DAR

Escrito en León el

AManece León

Mantente al día con las últimas noticias de León, suscríbete gratis con tu correo

Amanece Le�n