Con 16 años, Laila reúne ayuda 'de corazón' para los más necesitados

Laila Chacón, de 16 años, creó la organizacion 'De corazón a corazón' y apoya a indigentes y a niños y a abuelitos en casas hogar y asilos

Por: María Fernanda Gasca Viruete

Laila y sus amigos voluntarios reúnen cobijas, alimentos y artículos de higiene, los empacan y los llevan a quienes los necesitan. Fotos: Especiales

Laila y sus amigos voluntarios reúnen cobijas, alimentos y artículos de higiene, los empacan y los llevan a quienes los necesitan. Fotos: Especiales

León, Guanajuato.- Laila Chacón Martínez tiene 16 años y disfruta ayudar a quien lo requiera por medio de su organización De Corazón a Corazón.

La joven leonesa lleva un año con su labor altruista, la inició en agosto del 2020.

LEE ADEMÁS: Estudiantes de La Salle tejen cobijas para donar

Es una gran oportunidad de Dios poder conectar con la gente que no tienen tan presente la formación tan católica, nosotros llevamos el mensaje de que Dios los ama aunque estén en una situación difícil", explicó.

Laila ha llevado cobijas y alimentos en asilos y orfanatos, y ha repartido a indigentes de diferentes zonas de la ciudad.

Laila creó la organización de ayuda en agosto del año pasado.

Cada que reúne donaciones los voluntarios arman paquetes que entregan a personas o familias que ya tienen detectadas como con necesidades.

LEE ADEMÁS: En Guanajuato se registran temperaturas bajo cero

Nunca faltan las persona que son agradecidas, por ejemplo fuimos con unos  indigentes el invierno pasado, estaban afuera de Coppel centro, llegamos a saludar y presentarnos y al bajar las cobijas y alimentos ellos empezaron a bendecir alimentos", agregó.

Explicó que ella y sus compañeros buscan personas que se sumen a la causa con donaciones y en redes sociales publican la entrega de apoyos.

"Es una satisfacción para mí porque nunca perdemos la fe, damos apoyo a quien lo necesite de corazón", finalizó la joven.

LEE ADEMÁS: Joven de Irapuato se convierte en héroe al donar órganos

MTOP

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?