Geometría sublime

Especiales
|

Una nueva visión de los baños de antaño es propuesta por el diseñador Arik Levy, quien reinterpreta el uso tradicional del cobre y el mármol con elega

Las líneas de diseño crean una pureza visual. Foto: Agencia Reforma.

El baño ha dejado de ser un espacio inexpresivo para convertirse en una atmósfera donde reina el lujo y la innovación. Al menos ésta es la propuesta de la colección Bowl, cuyos trazos buscan ser el complemento ideal que maximice la experiencia de embellecimiento y confort.
Diseños con un sentido escultórico que realzan la belleza de cada pieza son la insignia de la línea distribuida por la compañía española Inbani, a la que sus creadores dotaron de elegantes detalles, sin perder de vista la calidad y durabilidad.
Así, mediante un sistema personalizable, la serie permite un amplio rango de configuraciones, lo que deriva en que los productos convivan armónicamente entre sí, a la par de ofrecer un paisaje de combinaciones inagotables plasmadas en soluciones estéticas y funcionales.
La simetría y la pureza son dos componentes que, por sí mismos, se complementan a la perfección. Al hacer uso de la impecabilidad que define su trazo, el diseñador Arik Levy materializó la colección Bowl después de inspirarse en el contraste que crean las formas, los volúmenes y los materiales poseedores de un delicado equilibrio visual.
"La línea transmite el concepto de belleza al estar concebida como una pieza de joyería que persigue el encanto hasta en el más mínimo detalle de cada uno de sus elementos", dijo el artífice israelí.
En voz de Levy, el entramado que genera la neutralidad del blanco, las delgadas piezas metálicas y los detalles en mármol que impregnan a la serie refuerzan, en conjunto, la idea de una propuesta sofisticada y, a su vez, moderna.
El resultado: cuatro opciones de lavamanos individuales o dobles -con pedestal o con encimeras de mármol- y un total de seis accesorios -espejo adherido, suspendido o de pie, toallero metálico y taburete-cesta- conforman la colección firmada por Inbani.
"Mi deseo fue crear un coctel de siluetas finas y elegantes que definieran la forma del espacio más íntimo del hogar en una suerte de atmósfera etérea diseñada para abarcar un extenso abanico de necesidades mediante combinaciones ilimitadas", explicó Levy.

Mirada al pasado
Detrás de un aspecto ligero y sencillo, la colección disimula interesantes innovaciones tecnológicas, como el componente con el que están fabricados los lavabos. Patentado como Ceramilux, se trata de un elemento compuesto por cargas minerales naturales y resina poliéster que ofrece detalles óptimos de resistencia.
"Junto con la estética, las características mecánicas y químicas hacen que este material adquiera versatilidad en la decoración del baño al permitir el desarrollo de múltiples formas, como lavamanos, encimeras y mobiliario a la medida", precisó Levy.
Con un catálogo que incluye 48 tonalidades de esmaltes -brillantes y mates- en la gama de los grises, azules, verdes, cafés y rojos, el símbolo de la línea es el acabado metálico y el mármol grisáceo que viste algunos de los soportes de los productos.
"Quise dar una mirada al pasado, donde las tuberías de cobre formaban parte de la apariencia visual del WC. Por otra parte, en las encimeras utilicé el mármol de Carrara en honor al italiano Michelangelo, quien recurría a él debido a su blancura, grano fino y estampa escultórica que resalta los atributos de la belleza", agregó Levy.

ASÍ LO DIJO
"La línea Bowl transmite el concepto de belleza al estar concebida como una pieza de joyería que persigue el encanto hasta en el más mínimo detalle de cada uno de sus elementos".