Arrestan a Lady Taxi por agredir a Policías

Una mujer en aparente estado de ebriedad amenazó a elementos de la Policía Municipal y aseguró ser sobrina del alcalde de Saltillo.
lunes, 22 de febrero de 2016 · 00:00

Muy cara le resultó la parranda a una joven que iba ebria y que siguió tomando cerveza a bordo de un taxi. 
Para evitar ser detenida por agentes de la policía municipal, a quienes insultó y agredió (hasta mordió un dedo a un oficial), aseguró ser sobrina del alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal (PAN). 
El video del incidente trascendió a través de redes sociales, donde Gabriela “N”, ya esposada, fue exhibida cuando utilizaba un lenguaje soez y demandaba a gritos: “Háblenle a mi tío Chilo”. La mujer fue bautizada como #Ladytaxi. 
El sábado, alrededor de las 02:00 horas, oficiales de la Policía Preventiva atendieron el reporte de un taxista, quien pidió apoyo porque su pasajera iba bebiendo cerveza en la unidad y no le hizo caso de dejar de tomar porque por ley está prohibido ingerir bebidas embriagantes a bordo de cualquier vehículo. 
La mujer se quedó dormida en la patrulla hasta que terminó la parranda presa y sin derecho a obtener su libertad bajo fianza; estuvo detenida 36 horas, según consta en el libro de registro de ingresos de la comandancia de la policía. 
La Dirección de Comunicación Social de la presidencia municipal negó algún parentesco del edil con la muchacha, y dijo que López Villarreal se encuentra en la ciudad de México, a donde acudió a una reunión de trabajo de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), de la cual es presidente. 
Gabriela “N", con domicilio en el sector residencial San Patricio, ubicado al norte de la ciudad, amenazó a los policías con correrlos, pero ni así impidió que la bajaran del auto de alquiler y la subieran a una patrulla. 
Después de hablar con sus familiares, a quienes avisó lo que le pasaba, en forma prepotente, con ofensas, intentó demostrarles a los agentes que era pariente “influyente” con el alcalde panista: “márcale a mi tío Chilo”, les exigía a los elementos de seguridad y luego se puso a llorar. 
Segundos después, en medio de la borrachera, reaccionó violentamente y golpeó a una mujer policía a quien exigió que dejara de grabarla y le quitara las esposas; también mordió en un dedo a un agente. 
Pero de nada le sirvió todo lo que hizo para resistirse a la autoridad pues fue llevada a la delegación de Policía y Tránsito; un vehículo donde iban algunos de sus familiares siguió la unidad policíaca, pero no hubo ningún arreglo. 
Gabriela fue acusada de resistencia a la autoridad, por agresión a una mujer policía y demás que le resulten. Se le recluyó en los separos de la comandancia donde permaneció todo el fin de semana y la tarde de este lunes fue dejada en libertad. 
La mujer no tuvo que pagar los 7 mil pesos de multa que se cobra por infracción a quienes manejan en estado de ebriedad, porque ella no conducía el carro.

 

 

Otras Noticias