Noticias

Apoyar la lactancia materna

La orientación a madres gestantes ayudaría a amamantar sin dificultad.

Por:

Las mujeres deben aprender c

Las mujeres deben aprender c

Pediatras y ginecobstetras deberían orientar más a las madres gestantes para que éstas logren amamantar sin dificultad, consideró Sara Morales López, ginecóloga y fundadora del Centro para Atención al Parto.
"Debe haber apoyo entre pediatra y ginecoobstetra, trabajar en conjunto, porque hay que apoyar a la mujer desde el inicio, si tenemos un buen parto, tenemos un buen nacimiento y un buen nacimiento lleva a tener un bebé en las mejores condiciones y empezar tempranamente con la lactancia es importantísimo", señaló Morales López.
Entre la información que los especialistas deberían de difundir entre sus pacientes es que lactar, si se hace adecuadamente, no es doloroso.
"Todas sabemos que la lactancia es buena, como todos sabemos que el cigarro es malo, pero hay personas que siguen fumando, hay personas que aún sabiendo que la lactancia es buena, no quieren amamantar, y no quieren porque hay una cultura del dolor", indicó Eva López, líder de la Liga de la Leche de Querétaro y coordinadora de líderes del área centro para la misma organización.
"Cuando una madre sabe que la lactancia no tiene por qué doler, entonces empieza a confiar, el problema es que por generaciones se ha corrido esto de que duele y es normal que sea así, que es normal que el niño tome sangre por las grietas, y es un error", comentó López.
Las especialistas en lactancia insistieron en que las mujeres deben aprender cómo amamantar porque debe ser un proceso totalmente indoloro cuando se hace en la posición adecuada del bebé y la mamá. Incluso la la forma del pezón no es determinante para lograr amamantar exitosamente.
"Las mujeres ahora hemos perdido un poco la parte intuitiva, esa parte de confianza en que lo pueden hacer, hay que reconstruirla, creernos capaces que podemos y que es un aprendizaje que hay que hacer entre el bebé y nosotros.
"Debemos trabajar mucho con las chicas jóvenes mamás, pueden tener 30 o 35 años y uno pensaría que a esa edad la autoconfianza es muy fuerte, pero en este estadio algo pasa, les da miedo, sienten que no van a poder, y a lo mejor algunas abuelitas o mamás no tienen la fortaleza para ayudarlas", agregó Morales López.
"Es la mujer a la que necesitamos apapachar, contener y estimular, ayudarle a que reconozca lo que ya tiene, somos valiosas, capaces de dar amor, de dar leche, de parir, esa es ya nuestra fortaleza; el problema es que nos han condicionado a que no tenemos nada, que estamos desvalidas, débiles, que no podemos amamantar.
"El empoderamiento de la mujer a través de la lactancia es desconocida por la mayoría, hay mucha información al respecto, pero hace falta interiorizar esta información", dijo López.

En esta nota:
  • de ti depende