Noticias

Atacan con drones y arde en llamas la mayor instalación que procesa crudo en el mundo

Rebeldes hutiés de Yemen atacaron con drones un campo petrolífero en Arabia Saudí, provocando intensos incendios. 

Avatar del

Por: AP

Los incendios comenzaron luego de que las instalaciones fuesen “atacadas por drones”, explicó el Ministerio del Interior. Foto: Especial

Los incendios comenzaron luego de que las instalaciones fuesen “atacadas por drones”, explicó el Ministerio del Interior. Foto: Especial

DUBÁI, Emiratos Árabes Unidos.- Los rebeldes hutíes de Yemen atacaron con drones el sábado la mayor instalación de procesamiento de crudo del mundo y un importante campo petrolífero en Arabia Saudí, desatando enormes incendios en un punto vulnerable para el suministro global.

Según múltiples reportes noticiosos que citaron fuentes no identificadas, los ataques con aviones no tripulados afectaron hasta a la mitad de los suministros provenientes del mayor exportador petrolero del mundo, aunque los envíos deberán recuperar su nivel en cuestión de días. Seguía sin estar claro si alguien resultó herido en la instalación Abqaiq de procesamiento de crudo y en el campo de extracción Khurais.

La ofensiva de los hutíes respaldados por Irán en la guerra contra una coalición encabezada por los saudíes se llevó a cabo semanas después de ataques similares con drones sobre la infraestructura petrolera del reino, pero aparentemente ninguno de los ataques anteriores causó la misma cantidad de daños. Probablemente el ataque incremente más las tensiones en el Golfo Pérsico en medio de una creciente crisis entre Washington y Teherán en torno al acuerdo nuclear que el gobierno iraní alcanzó con varias potencias mundiales, el cual está desmoronándose.

Lo primero que se supo sobre la agresión fue gracias a videos en línea de incendios gigantescos en las instalaciones de Abqaiq, unos 330 kilómetros (205 millas) al noreste de Riad, la capital saudí. Podían escucharse los disparos de ametralladoras en varios videos junto al primer llamado musulmán a orar, lo que deja entrever que las fuerzas de seguridad intentaron derribar los drones justo antes del amanecer. Durante el día, la televisión estatal saudí difundió un segmento con su corresponsal local cerca de un retén de la policía, y se veía una gruesa columna de humo detrás de él. El humo de los incendios podía captarse desde satélites en el espacio.

Los incendios comenzaron luego de que las instalaciones fuesen “atacadas por drones”, explicó el Ministerio del Interior en un comunicado publicado por la agencia noticiosa estatal Saudi Press, que agregó que había una investigación en marcha.

Saudi-Aramco, el gigante petrolero propiedad del estado, no respondió a las preguntas de The Associated Press.

En un breve discurso difundido por el canal noticioso vía satélite Al-Masirah, de los hutíes, el portavoz militar Yahia Sarie dijo que los rebeldes lanzaron 10 drones tras recibir respaldo de “inteligencia” desde el interior del reino. Advirtió que los ataques de los insurgentes empeorarían si la guerra continúa.

La única opción para el gobierno saudí es dejar de atacarnos”, apuntó Sarie.

Los rebeldes controlan Saná, la capital de Yemen, y otros territorios en el país más pobre del mundo árabe. Desde 2015, una coalición encabezada por los saudíes ha luchado para que regrese al poder el gobierno yemení reconocido internacionalmente.

El presidente Donald Trump llamó al príncipe heredero saudí Mohamed bin Salman tras los ataques y expresó la disposición de Estados Unidos para cooperar con el reino en el respaldo a su seguridad y estabilidad, según un reporte noticioso difundido por la embajada saudí en Washington. Trump dijo que los ataques recientes contra las instalaciones petroleras operadas por el Estado saudí han tenido un impacto negativo sobre la economía estadounidense y la mundial.

El príncipe heredero le aseguró a Trump que Arabia Saudí está “dispuesta y puede confrontar y hacer frente a esta agresión terrorista”, según el comunicado.

La embajada de Estados Unidos en Riad dijo no tener noticias de lesiones de estadounidenses. Saudi Aramco da empleo a varios ciudadanos de ese país, algunos de los cuales viven en complejos resguardados cerca del lugar.

Estos ataques contra infraestructura crucial ponen en peligro a civiles, son inaceptables, y tarde o temprano resultarán en pérdida de vidas inocentes”, dijo el embajador estadounidense John Abizaid, un exgeneral del ejército.

Saudi Aramco describe su planta de procesado Abqaiq en Buqyaq como "la planta de estabilización de petróleo crudo más grande del mundo”. Se estima que puede transformar hasta siete millones de barriles por día.

El centro ya fue objeto de ataques insurgentes en el pasado. Suicidas de Al Qaeda intentaron sin éxito atacar el complejo petrolero en febrero de 2006.

Se cree que el campo petrolífero de Khurais produce más de un millón de barriles de crudo al día. Tiene reservas estimadas de más de 20.000 millones de barriles, según Aramco.

El precio del petróleo no se vio afectado de inmediato ya que los mercados de todo el mundo estaban cerrados por ser fin de semana. El barril del Brent cotizaba a poco más de 60 dólares.

La guerra en Yemen se ha convertido en la peor crisis humanitaria del mundo. La violencia ha dejado al país al borde de la hambruna y se cobró más de 90.000 vidas desde 2015, según el grupo Armed Conflict Location & Event Data Project, ACLED, con sede en Estados Unidos y que monitorea el conflicto.

Da clic en la estrella seguir y te mantendremos informado de todos tus temas preferidos
 

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?