Noticias

Batalla Guardia Nacional con donación de terrenos... y con uniformes

Aunque todos los Gobernadores en México ya decidieron que sí patrulle la Guardia Nacional en Estados, pocos municipios han otorgado terrenos y la GN batalla con uniformes. 

Avatar del

Por: Agencia Reforma

La Guardia Nacional ha tenido que estar en sedes deportivas, dormitorios policiales o en instalaciones militares, ante la falta de terrenos. Foto: El Universal

La Guardia Nacional ha tenido que estar en sedes deportivas, dormitorios policiales o en instalaciones militares, ante la falta de terrenos. Foto: El Universal

Ciudad de México.- Aunque todos los Gobernadores y la mayoría de Ediles ya levantaron la mano para que la Guardia Nacional (GN) patrulle sus territorios, sólo 26 municipios han donado predios para la construcción de los cuarteles del nuevo cuerpo de seguridad.

Fuentes del Estado Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguraron a Reforma que hasta el 11 de julio habían contabilizado 29 terrenos donados ya formalizados o en vías para su legal traspaso a la GN.

Los Congresos y Cabildos politizan este tema y lo frenan, es un problema por el que ya está pasando el tema de la Guardia Nacional”, lamentó un mando militar del Estado Mayor.

En tanto se construyen sus nuevos cuarteles, los integrantes de la Guardia Nacional deberán acantonar en sedes deportivas, a campo abierto, en dormitorios policiacos y hasta en instalaciones militares.

Una ventaja es que el grueso de los elementos de la Guardia aún labora bajo el mando del Ejército, la Marina y la Policía Federal, por lo que los efectivos que aún están cerca de sus regimientos tienen alojamiento en sus batallones, indicó un sargento.

Batalla Guardia Nacional con uniformes

Aunque la Fábrica de Vestuario y Equipo de la Sedena ya confeccionó 131 mil uniformes de la GN, los integrantes de este cuerpo aún portan la ropa de sus antiguas unidades.

El caos sobre la Guardia Nacional también se refleja en la información sobre su estado de fuerza, elementos desplegados y nuevo equipo proporcionado a los integrantes de este grupo federal, en su mayoría soldados, marinos y federales.

En distintas respuestas de información pública, la Sedena indicó que no cuenta con evidencia documental de dónde se encuentran las 266 coordinaciones proyectadas para su operación ni las zonas prioritarias de despliegue.

Irapuato, León y Guanajuato donarán predios a Guardia Nacional

De acuerdo con un listado del Estado Mayor proporcionado a Reforma, los municipios que ya se movilizaron para la donación de predios están en estados como Guanajuato, Jalisco, Quintana Roo, Querétaro, Tamaulipas, Morelos, Chiapas, Veracruz, Puebla, Baja California, Sonora y Estado de México.

En Guanajuato los predios donados se ubican en Irapuato, León y en la capital; en Jalisco ya se aprobó la donación de terrenos en Zapopan, Tlaquepaque, Tlajomulco de Zúñiga y Puerto Vallarta.

En Querétaro los municipios de Jalpan de Serra, San Juan del Río y El Marqués afirmaron contar con terrenos listos para uso de la Guardia, mientras que Corregidora comprometió dos.

En el Estado de México sólo el municipio de Ecatepec, con mayor índice delictivo, formalizó la donación de tres predios de 5 mil 813.13 metros cuadrados, 7 mil 422 metros cuadrados y mil 349 metros ubicados.

En Quintana Roo se promueve la donación de terrenos en Benito Juárez (Cancún), Solidaridad (Playa del Carmen) y Othón P. Blanco (Chetumal), mientras que en Tamaulipas sólo se reporta interés en Camargo y en Veracruz sólo en Tuxpan.

En Sonora, el municipio de Hermosillo formalizó la donación de un terreno de 12 mil 368 metros cuadrados.

En Morelos levantó la mano el Municipio de Yautepec para la cesión de un predio y en Puebla la Alcaldía de Acatlán de Osorio formalizó la donación de otro terreno.

Los Municipios de Tonalá, Palenque y Pichucalco, en Chiapas, alistaron la cesión de terrenos y en Baja California, sólo Tijuana ya oficializó la donación de uno.

La Ciudad de México analiza la donación de cuatro predios, pero aún no están definidos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?