Buscan retomar proyecto tecnológico

A la fecha sólo es aprovechado por investigadores y alumnos del Cimat.

Por: Redacción AM

Jesús Rocha, encargado del Centro Estatal de Supercómputo. Foto: Staff.

Jesús Rocha, encargado del Centro Estatal de Supercómputo. Foto: Staff.

Instalado en Puerto Interior, el Centro Estatal de Supercómputo y Divulgación de Ciencia y Tecnología, es un proyecto cuyo objetivo era proveer procesamiento y almacenamiento de datos a mayor velocidad a través de fibra óptica a diversas instituciones de ciencia y tecnología.

A la fecha sólo es aprovechado por investigadores y alumnos del Cimat.

En 2013, el entonces Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Guanajuato (Concyteg) lanzó la convocatoria y fue el Centro de Investigación en Matemáticas (Cimat) quien se hizo cargo, concluyendo su construcción en mayo de 2017.

El Centro operaría con 2 gigabytes para la interconexión de siete instituciones de investigación pero a la fecha sólo usa 20 megabytes y únicamente se beneficia una institución. 

Cuenta con 80 computadoras core 20 (procesador), es decir unos mil 600 equipos trabajando juntos; una máquina con un terabyte de memoria instalada en un cuarto frío; un clúster de pantallas para monitorear el uso de los procesadores y su funcionamiento; oficinas y sala de junta.

Las instituciones que no se sumaron al proyecto son el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav); Centro de Investigación en Óptica (CIO); Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas (Ciatec); Instituto Tecnológico Superior de Irapuato (ITESI); Parque Tecnológico Sanmiguelense; Centro Mexicano de Energías Renovables SC (Cemer) Salamanca; y la Universidad de Guanajuato.

El Cimat contrató a las empresas Initel S.A. de C.V. y Transportadora de Fibra Óptica de México S. de R.L. de C.V. para la instalación y puesta en operación de la red de telecomunicaciones.

La fibra óptica correría subterráneamente del Centro de Supercómputo a cada una de las instituciones participantes, pero las empresas responsables no tuvieron la solvencia económica para continuar con el proyecto y rescindieron el contrato.

Como consecuencia, el Comité Técnico y de Administración del Fondo Mixto dio por cancelado el proyecto en sesión extraordinaria del 16 de mayo del 2017.

Hace dos meses, el Cimat contrató el servicio de fibra óptica de 2 gigabytes con la empresa comercial MetroCarrier por un contrato de 3 mil pesos por tres años; es decir, 100 veces menos de velocidad en transferencia de datos que el proyecto inicial.   
Recientemente se lanzó una segunda convocatoria para retomar el proyecto y poder instalar la red de telecomunicaciones, destinando 70 millones de pesos del Fondo Mixto.

 “Nosotros somos usuarios del proyecto, normalmente se saca una convocatoria para que se realice un proyecto de interés estatal o particular, el Conacyt evalúa el proyecto y le da seguimiento técnico, nosotros como usuarios pedimos el resultado, la Sices no aplica las sanciones”, señaló Antonio Vega Corona, subsecretario de Innovación de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Educación Superior (SICES).

El proyecto 

De acuerdo con Vega Corona, el proyecto nació en 2011 como una iniciativa de gobierno del estado e instituciones de investigación por reforzar las líneas de supercómputo, tanto en infraestructura como para la formación de capital humano.

Antonio Vega comentó que están en proceso de ponerlo en operación porque el proyecto no llegó a su etapa final, la segunda y actual etapa se cerró con la convocatoria el 1 de abril, y están en proceso de someter a evaluación los posibles proponentes para la construcción de la red. 

“Se está solicitando la creación de la red con estándar de velocidades de dos gigabytes por segundo, puede ser fibra óptica o aérea, se está abierto a propuesta”. 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:
  • Proyecto

Y tú, ¿qué opinas?