Noticias

Con 'Frozen', México y EU pretenden frenar el tráfico de armas

Ambos gobiernos se comprometen a tomar medidas para reforzar los esfuerzos de inteligencia y así reducir el ingreso de armas a territorio mexicano.

Avatar del

Por: Agencia El Universal

El tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México es un problema creciente. Foto: Agencia Reforma

El tráfico ilegal de armas de Estados Unidos a México es un problema creciente. Foto: Agencia Reforma

CDMX.- Ayer por la tarde los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron implementar acciones conjuntas y reforzar los esfuerzos de inteligencia para frenar el tráfico de armas.

El operativo denominado "Frozen" tiene como objetivo congelar el flujo de armas que ingresan a territorio mexicano desde EU, así lo precisó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a través de un comunicado.

Con este operativo autoridades estadounidenses se comprometieron a "enfrentar de manera firme el tráfico de armas que opera de manera trasnacional", además de reiterar su disposición de trabajar en planes de acción conjuntos y maximizar la eficacia de los esfuerzos a través de la inteligencia.

Otros operativos binacionales

El operativo fue presentado ante el Subgrupo Binacional sobre Tráfico de Armas, encabezado por los secretarios de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón.

Sin embargo, el operativo "Frozen" no ha sido el único implementado entre ambas naciones para combatir el tráfico de armas hacia México.

Durante el sexenio de Felipe Calderón se dio a conocer el operativo denominado "Rápido y Furioso", el cual fue conducido por la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) y tenía como objetivo el ingreso ilegal de más de 2 mil armas con chip a territorio mexicano desde EU.

La operación que inició en 2006 falló cuando cientos de armas compradas ilegalmente se perdieron luego de cruzar la frontera.

Algunas de las armas pertenecientes al programa fueron halladas en escenas del crimen. En diciembre de 2010 se encontraron dos de ellas tras el asesinato del agente fronterizo estadounidense Brian Terry.

Mientras que otra de las armas del fallido operativo, fue utilizada en el asesinato de Jaime Zapata, agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?