“Cooperan” casas de empeño con ladrones

Casas de empeño aceptan celulares bajo requisitos laxos: sólo piden que estén desbloqueados y el cargador, aunque no sea el original.

Por: Redacción AM

Facilitan venta de celulares robados. Foto: Especial 

Facilitan venta de celulares robados. Foto: Especial 

La impunidad en torno al robo de celulares llega incluso a la comercialización de los aparatos y a su reactivación

En diversas casas de empeño, REFORMA pudo comprobar que para el empeño de los aparatos sólo piden que estén desbloqueados, funcionen y entregarlos con un cargador aunque no sea el original.
Tan sólo el Nacional Monte de Piedad pide a los pignorantes la factura del equipo y la entrega de accesorios originales.
Ahí mismo venden los equipos que no son recuperados por los pignorantes y sólo entregan al comprador un ticket de la casa de empeño.
Y para darlo de alta, basta con comprar un chip en cualquier compañía telefónica.
El robo de celulares continúa a pesar de programas de combate, como la cancelación del IMEI de los aparatos robados.
El Sistema Internacional para la Identidad de Equipos Móviles (IMEI por sus siglas en inglés) es un código pregrabado en los celulares para identificar el aparato a nivel mundial, que tras el reporte de robo es bloqueado supuestamente para inutilizar el equipo.
El estudio Mitos y Realidades del Número Internacional para la Identidad de Equipos Móviles, realizado el año pasado por el Consejo Ciudadano de Seguridad, determinó que el IMEI es una refacción que se puede instalar en el celular.
Y en plazas del Eje Central, en el Centro, lo hacen por entre 2 mil 500 y 4 mil pesos, según la marca y modelo del equipo.
Además, Francisco Rivas, director del Observatorio Ciudadano de la Ciudad de México, alertó que las pocas detenciones de asaltantes y las limitantes legales para localizar celulares robados ocasionan que este delito quede impune.
Pese a que los teléfonos móviles cuentan con funciones de ubicación, los policías no tienen la facultad para ingresar a un inmueble donde se reporte el hallazgo del aparato, sin una orden de cateo.
El artículo 290 del Código Nacional de Procedimientos Penales indica que las autoridades sólo pueden ingresar a un lugar con autorización judicial o cuando es necesario para repeler una agresión real, actual o inminente.
De acuerdo con estadísticas de la Procuraduría General de Justicia en la Ciudad de México, el robo de celulares creció en 86.48 por ciento en los primeros cinco meses de este año, en comparación con el mismo periodo del año pasado.
En el 2016 la PGJ registró 2 mil 359 denuncias, y en este año suman 4 mil 399.
Desde enero del 2016, mes con mes, las denuncias van a la alza, hasta registrar en mayo pasado el mayor número con mil 64 casos.
Aunque los casos de robos de celulares podrían ser mayores si se considera la llamada cifra negra o delitos que no se denuncian.
La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública realizada por el INEGI estima la cifra negra en el 94 por ciento, es decir, que por cada 100 delitos denunciados hay 94 que no se denuncian.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?