Noticias

¿Cuánto debería costarle a una marca realizar el branding inicial?

Avatar del

Por: Redacción

Designed by rawpixel.com / Freepik(Rawpixel Ltd.)

Designed by rawpixel.com / Freepik | Rawpixel Ltd.

Por más que el universo web ha facilitado mucho el comenzar una empresa desde cero, hay ciertos pasos que aún deben respetarse para llegar a tener éxito en un ambiente cada vez más saturado y competitivo. En esa dirección, el contenido vinculado al branding de una firma suele ser descuidado y eso constituye el primer gran error para cualquier clase de emprendimiento. Lejos de ser costoso como se suele pensar, crear y contar la identidad de una firma es algo que puede hacerse de manera fluida y práctica. A continuación, todo lo que necesitas saber al respecto.  

Una de las dudas iniciales más corrientes a la hora de empezar un emprendimiento que quiera ser serio y exitoso es sobre cuánto debería costar realizar el branding content de una firma y en qué momento realizar dicha inversión. No siempre es sencillo encontrar una respuesta directa y simple al respecto, sobre todo dentro del atiborrado mundo de Internet, por lo que creemos importante ver los aspectos fundamentales para calcular costos y beneficios a la hora de crear y comunicar la historia de tu emprendimiento, así como también sus valores y principios más importantes. 

En primer lugar, es importante resaltar que dependiendo los diferentes tipos de empresas, la estrategia de branding debe ser distinta. Después de todo, no es lo mismo transmitir el espíritu de una firma multinacional que la de un emprendimiento entre un grupo de amigos que busca actuar de manera local. Cada tipo de comunicación, va a contar con recursos económicos y humanos disímiles, por lo que va a ser mejor sacarles el mayor rédito teniendo bien en claro qué representa nuestra marca y a quién debemos llegar con nuestro mensaje.

Por ejemplo, a la hora de pensar un logo, muchas pequeñas marcas suelen desembolsar grandes cantidades de dinero a diseñadores a pesar de tener números escasos. Hoy en día, eso puede dejar de ser un problema y abaratar bastante los costos en materia de branding: hoy existen realizadores y diseñadores de logos en diversas herramientas web, así como en sitios online gratuitos en los que ni siquiera debes bajarte una aplicación. Algo engorroso y caro, entonces, puede resolverse en cuestión de segundos.

Lo mismo sucede con otros elementos que hacen al branding de una marca. Las redes sociales, vitales para la creación y subsistencia de un proyecto en la actualidad, pueden ser de gran ayuda en materia de ahorro de dinero si se utilizan bien. En cierto modo, una correcta estrategia en Instagram, por citar una de las redes más populares del momento, puede igualar a una empresa internacional con un proyecto autogestivo. La clave es transmitir lo esencial en el lenguaje correcto. Así, algo que puede costar mucho dinero, gracias a la tecnología actual, también puede ser absolutamente gratuito.

De esta manera, todo lo referido, a lo básico en materia de contenido branding, que se compone de un sistema de identidad visual integrado por un logo, colores, tipografías, imágenes que acompañan, así como la historia de la marca, sus mensajes, las redes sociales, sitio web y demás, pueden ser de muy bajo costo. O al menos se puede pensar mejor en dónde invertir el dinero con el que se cuenta. En el caso de las pequeñas marcas, quizás sea más provechoso usar a favor diferentes herramientas web gratuitas para luego invertir en el posicionamiento de sus redes y página principal en los buscadores web. De esa manera, la firma competirá casi de igual a igual con los pesos pesados gracias a una buena estrategia de branding. 

Lo que hemos leído hasta aquí quizás explique un fenómeno actual: pequeñas startups a veces cuentan con la misma visualización que firmas con décadas de trayectoria. El por qué es simple: una realizó bien los deberes vinculados al branding web y la otra se durmió en los laureles de su pasado. Si estás pensando en lanzar tu emprendimiento al mundo, estás en el momento indicado de cierta manera: si sabes utilizar los recursos a tu disposición, no hay impedimento económico que pueda detenerte. A cambio, debes conseguir algo más costoso: el ímpetu de competirle de igual a igual a los pesos pesados de tu sector.
 

Y tú, ¿qué opinas?