Noticias

Dan minicondena a ex ministeriales

Confesos de robo a mano armada, los sentencian a cuatro años y un mes en prisión. Dura cuatro días el juicio, bajo el nuevo sistema penal oral; estará

Por:

Edgar Ceniceros Bombela, de 33 a

Edgar Ceniceros Bombela, de 33 a

Tres ex policías ministeriales del estado, y otro sujeto más, fueron sentenciados en menos de cuatro días a cuatro años y un mes de prisión por robo calificado.
Uno de los ex policías condenado es Edgar Ceniceros Bombela, de 33 años, quien formó parte de la Policía Ministerial de Irapuato, fue jefe de la Policía Ministerial de Celaya, y además, es cuñado del ex procurador de Justicia, Daniel Federico Chowell Arenas.
Junto con él fueron sentenciados Juan Pablo Pacheco Ramírez, de 35 años, Samuel Ramírez Pérez de 38 y Miguel Ángel Ramírez Rangel de 42; estos dos últimos trabajaban como policías ministeriales en Celaya, pero ya habían sido dados de baja hace un año, según las autoridades.
Los hechos
El pasado sábado los cuatro hombres estuvieron involucrados en un robo a mano armada con violencia a un habitante de la zona, sobre la carretera Pénjamo-La Herradura.
Tras cometer el robo, fueron detenidos después de una persecución policíaca, cuando se les terminó la gasolina en la camioneta que se llevaron.
Los policías preventivos que los capturaron les aseguraron dos armas de fuego.
Tras comprobarse su participación en el robo violento, fueron consignados.
Y el juicio
El proceso penal se realizó bajo los nuevos lineamientos del Sistema de Justicia Penal en Guanajuato, que entró en vigor en Pénjamo el 1 de enero de 2013.
El domingo, 24 horas después de la captura, el juez de Control de Oralidad adscrito a Pénjamo calificó la detención como legal.
El lunes, alrededor de mediodía, el juez los citó en el banquillo de los acusados, junto a su defensa. Tras el desahogo de pruebas y su declaración, les dictó auto de vinculación de proceso (antes auto de formal prisión).
Un funcionario de la PGJE reveló a AM que el ministro les dictó en ese momento una prisión privativa de cuatro meses.
Pero frente a su defensa, los cuatro acusados se declararon responsables de los hechos  para llevar a cabo un juicio abreviado.
Entonces el Ministerio Público pidió la sanción final, por lo que el juez les dictó una sentencia de cuatro años y un mes de prisión.
El caso fue turnado a un juez de Ejecución -que es el encargado de vigilar el cumplimiento de las penas- quien concedió a los condenados la semilibertad.
Es decir, estarán en prisión de lunes a viernes y podrán ir los fines de semana a su casa.
El Poder Judicial argumentó que el juez sentencia con las pruebas que le presenta el Ministerio Público y que probablemente éste no consignó a los detenidos ante la Procuraduría General de la República (PGR) por la portación de armas.  
De acuerdo con el Poder Judicial, uno de los beneficios que tienen los juicios orales es que los procesos se aceleran y llegan a una pronta resolución, como ocurrió en este caso.
Si los acusados se declaran confesos en el nuevo Sistema de Justicia Penal pueden pasar el proceso en juicio abreviado, donde reciben beneficios, sobre todo en la condena, explicó Nelly Orozco, vocera del Poder Judicial.
  El Sistema de Justicia Penal ha entrado en vigor en forma paulatina en Guanajuato, en un proceso que llegará en 2015 a León, Manuel Doblado y los Pueblos del Rincón.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:
  • sucesos