Noticias

Desechan amparo a esposa de Zhenli Ye Gon por casa en las Lomas

Tomoiyi Marx Yu, esposa de Zhenli Ye Gon, también presentó un amparo contra la subasta de su casa en las Lomas pero el suyo, al igual que el del empresario, también fue desechado.

Avatar del

Por: El Universal

El amparo interpuesto por Tomoiyi Marx Yu, esposa del empresario Zhenli Ye Gon, también fue rechazado. Foto: especial

El amparo interpuesto por Tomoiyi Marx Yu, esposa del empresario Zhenli Ye Gon, también fue rechazado. Foto: especial

CDMX.- Tomoiyi Marx Yu, esposa de Zhenli Ye Gon, presentó un amparo con el que intentó combatir el aseguramiento de la casa de las Lomas decretado desde el año 2007 pero un juez federal desechó su demanda.

El juez Noveno de Distrito de Amparo en materia Penal tuvo por no presentada la demanda de la esposa del empresario chino-mexicano porque le requirió precisar el acto reclamado, los antecedentes y la fecha en que tuvo conocimiento del mismo pero no cumplió con el requerimiento dentro del término de cinco días que le fue concedido.

Da clic en la estrella seguir y te mantendremos informado de todos tus temas preferidos

En su demanda reclamó la omisión de las autoridades de notificarle el aseguramiento de la casa ubicada en Sierra Grande 515, Colonia Lomas de Chapultepec.

Por ello, presentó un recurso de queja contra la resolución del juez, por lo que el Tercer Tribunal Colegiado en materia Penal en la Ciudad de México estudiará si procede o no admitir su demanda.

Suman amparos

El amparo que presentó Tomoiyi Marx Yu se sumó al que tramitó su esposo Zhenli Ye Gon para frenar la orden de asegurar la casa.

Ye Gon incluso ha solicitado el inicio de una investigación sobre quién dio la orden de asegurar el inmueble y venderlo sin notificarlo previamente.

Además, quiere saber cuál fue el destino real de los 205 millones de dólares que le fueron confiscados desde el año 2007 al interior de la casa que el pasado 11 de agosto fue vendida por el gobierno federal en 102 millones de pesos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?