Noticias

El Coleccionista: Pasión por los autos clásicos

Antonio Ezquerra Aguilar reunió durante 60 años, su hermano menor José Luis heredó los 40 autos de la colección.

Por: Redaccion AM

José Luis Ezquerra Aguilar heredó la colección de 40 autos clásicos que su hermano reunió en seis décadas. Fotos: Luz Elena Escobar y Omar Ramírez Salas.

José Luis Ezquerra Aguilar heredó la colección de 40 autos clásicos que su hermano reunió en seis décadas. Fotos: Luz Elena Escobar y Omar Ramírez Salas.

Un Ford modelo T de 1919 amarillo fue el inicio de una colección de autos clásicos que Antonio Ezquerra Aguilar reunió durante 60 años.

Apenas tenía 21 años cuando lo compró, y su pasión por los coches antiguos perduró toda su vida.

Hace cinco años, a su muerte, su hermano menor José Luis Ezquerra Aguilar heredó los 40 autos de la colección.

Su primer auto

“Su primer coche lo compró con sus ahorros, un vecino le comentó de ese Ford que lo tenían en una casa varado, fue a verlo y el dueño le dijo que si lo echaba a andar se lo vendía, fue por un mecánico y sí arrancó y se lo vendió”, dijo José Luis Ezquerra. 

El gusto de su hermano por los autos iba de la mano con el de las carreras, y se iban juntos a San Francisco del Rincón, donde ganaron algunos trofeos. 

“Al principio era muy fácil encontrar los coches por la época, pero ya después fue muy difícil porque peinábamos las colonias o lugares buscando coches, sin encontrar”, aseguró. 

Adquisiciones

Algunos los compraron en Dolores Hidalgo o en San Felipe, otros a personajes como la condesa Guadalupe Cánovas, de la hacienda de Jalpa de Cánovas; también adquirieron el vehículo de Margarita Arcocha, dueña del rancho La Patiña. 
Así como un Market en el que llevaban a los toreros a la plaza de toros La Luz. 

El coleccionista platicó que por los primeros autos su hermano pagó en pesos-oro, y se los entregaban funcionando, con factura, en buen estado y con el motor y las piezas originales, y así se conservan.

Además del Ford 1919 la colección incluye un Chevrolet 1937, un Dodge Brother 1927, un Mercedes Benz 1935 y un Market 1925.

José Luis espera muy pronto poder montar un museo en memoria de su hermano Antonio, para exhibir todos sus autos clásicos.

En esta nota:
  • el coleccionista

Y tú, ¿qué opinas?