Estiman daño a consumo por caída global en remesas

El impacto negativo por la reducción de envío de remesas puede ser alto en algunos países. Durante este año el envío de remesas estima que caerá aún más que durante la crisis económica del 2009.

Avatar del

Por: Agencia Reforma

La difícil situación económica ha creado que muchos trabajadores pierdan sus trabajos, entre los que se encuentran trabajadores migrantes.

La difícil situación económica ha creado que muchos trabajadores pierdan sus trabajos, entre los que se encuentran trabajadores migrantes.

CIUDAD DE MÉXICO 27-Jul-2020 .-El envío de remesas de los trabajadores migrantes caerá 20 por ciento a nivel global este año por la pandemia del Covid-19, lo que dañará el consumo y crecimiento de los países receptores, señaló Moody's.

 Las salidas de remesas provienen en gran parte de los países miembros del G-20, entre los que se encuentran México, Estados Unidos y Canadá.

 Estos países están experimentando una contracción severa en el PIB debido al brote del coronavirus, causando pérdida de empleos con trabajadores migrantes particularmente expuestos.

 Al afectar los ingresos y el consumo de los hogares, además de los ingresos en cuenta corriente, una fuerte caída de las remesas debilita los perfiles crediticios a través de su impacto en la fortaleza económica y la vulnerabilidad externa.

La situación económica de los trabajdores migrantes está particulamente expuesta tras los estragos económicos que provoca la pandemia de Covid. Foto: Agencia Reforma.

 Si bien es probable que el impacto en los ingresos y la fortaleza económica sea más gradual, la caída de los ingresos en cuenta corriente y el debilitamiento de las cuentas externas pueden ser abruptos", advirtió Christian de Guzman, senior vicepresidente de Moody's en un nuevo informe.

 Los daños provocados en el mercado laboral de los países de origen, los subsidios salariales que favorecen el empleo de residentes y las restricciones a los viajes podrían seguir afectando a los trabajadores migrantes durante algún tiempo, estimó.

 Por otro lado, los países que reciben las remesas son mayormente importadores netos de petróleo y se verán favorecidos por la gran caída de los precios del petróleo desde principios de 2020.

 Sin embargo, el impacto negativo en cuenta corriente provocado por la disminución del 20 por ciento de las remesas es predominante y significativo en el caso de Kirguistán, Tayikistán y El Salvador.

 Para estos países, la disminución en la balanza de la cuenta corriente será el principal canal de impacto crediticio por la caída en los flujos de remesas, anotó.

 Las remesas globales alcanzaron un máximo histórico de 554 mil millones de dólares en 2019, pero se espera una disminución de 110 mil millones de dólares este año,superior a la caída de 16 mil 200 millones de dólares registrada en 2009 tras la crisis financiera global.

GOM.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?