Noticias

Estos son los dos empresarios guanajuatenses socios de Collado

Los salmantinos José Antonio Rico y José Antonio Vargas fueron denunciados por el fraude de Libertad Servicios Financieros, de la mano de Juan Collado Mocelo.

Avatar del

Por: Jesús García López

José Antonio Vargas Hernández es uno de los dos empresarios salmantinos detenidos ayer en San Luis Potosí.

José Antonio Vargas Hernández es uno de los dos empresarios salmantinos detenidos ayer en San Luis Potosí.

León.- Los empresarios salmantinos José Antonio Rico Rico y José Antonio Vargas Hernández, denunciados por el fraude en perjuicio de la caja de ahorros Libertad Servicios Financieros (LSF) por 156 millones de pesos, fueron detenidos este lunes en San Luis Potosí.

Ambos ocuparon puestos importantes dentro de la sociedad financiera con sede en Querétaro de la cual era el Presidente del Consejo de Administración Juan Ramón Collado Mocelo, detenido desde el 9 de julio en la Ciudad de México y trasladado al Reclusorio Norte.

José Antonio Vargas es señalado en la denuncia interpuesta por el vicepresidente de Libertad Servicios Financieros Sergio Hugo Bustamante Figueroa, como la persona que recibió 156 millones por la venta de una propiedad a través de la empresa Operadora de Inmuebles del Centro con el que se presume un fraude orquestado por Juan Ramón Collado Mocelo y José Antonio Rico Rico.

José Antonio Rico, también fue presidente del Consejo de Administración de LSF, además de ser socio mayoritario en varias empresas relacionadas al giro hotelero y deportivo principalmente, debido a que también fue dueño del equipo de fútbol Gallos Blancos de Querétaro.

Detención y traslado al Reclusorio Norte

La detención de los salmantinos se ejecutó por elementos de la Fiscalía General de la República, por su probable participación en los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Desde el 6 de julio se liberó la orden de aprehensión y éste lunes fueron localizados en el municipio de Matehuala, San Luis Potosí entre los límites con los estados de Nuevo León y Tamaulipas.

De acuerdo a la carpeta de investigación FED/SEIDF/UNAI-CDMX/0000949/2019, se solicitó la orden de aprehensión por parte del agente del Ministerio Público de la Federación Gloria Minerva Sánchez Dávila, el pasado 5 de julio.

En la orden de detención se menciona a los dos empresarios guanajuatenses y Juan Ramón Collado, además de otras dos personas, Roberto Issac Rodríguez Galvez y Tania Patricia García Ortega, quienes permanecen prófugos.

A su salida como presidente de LSF, Rico Rico continuó como socio con más de 2 mil 594 acciones de acuerdo a la asamblea extraordinaria de accionistas del 56 de mayo del 2015, cuando fue aceptado como socio y nuevo presidente del Consejo de Administración Juan Ramón Collado.

Es socio en organismo empresarial de Salamanca

En julio pasado, el Presidente de la Asociación de Empresarios y Ejecutivos de Salamanca A.C., Raymundo Gómez García reconoció que José Antonio Vargas era miembro activo de dicho organismo, aunque dijo que desconocía de su paradero.

Él (José Antonio Vargas) sigue, hasta las últimas sesiones estaba vigente, ahorita pues yo creo que estará viendo como defenderse, no se, realmente ya no tuvimos contacto con él, la última sesión que se tuvo creo que fue hace como un mes, estuvo ahí presente.

Añadió que Vargas Hernández, es un empresario inmobiliario que se dedica a la compra y venta de terrenos y les extrañó que lo vincularon al caso, porque es una persona que no vive ostentosamente.

Efectivamente pertenece a la Asociación de Empresarios y Ejecutivos de Salamanca A.C., estaba haciendo un trabajo normal, él se dedica a la venta y compra de terrenos.

Agregó que es conocido y que en la Asociación saben que hay un juicio, pero no saben más allá y no saben exactamente de qué se le acusa.

Catalogó su relación con el ahora detenido como compañero y amigo, esperando que compruebe su inocencia de los delitos por los que fue detenido.

Es un compañero, es amigo, no lo podemos tampoco negar, porque a fin de cuentas la sociedad tiene mucho tiempo y él ha estado, entonces repito que aquí la cosa es que compruebe su inocencia y ojala que así sea.

Señaló que nunca dio la impresión de que estuviera haciendo cosas mal, sino que siempre fue una buena persona y compañero en la Asociación.

El empresario manifestó que luego de que se hiciera pública la denuncia de hechos, intentó comunicarse con José Antonio Vargas, pero las llamadas no entraron a su teléfono celular.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?