Buscará la Fiscalía General de la República negociar con Rosario Robles

La extitular de Sedesol que está acusada por el ejercicio indebido del servicio público, ahora podría llegar a un acuerdo para desistir de su acusación ante la llamada Estafa Maestra

Avatar del

Por: Noé Laguna

Rosario Robles Berlanga no estuvo presente en la audiencia realizada por videoconferencia debido a problemas de salud./FOTO: Staff

Rosario Robles Berlanga no estuvo presente en la audiencia realizada por videoconferencia debido a problemas de salud./FOTO: Staff

CDMX. Todo parece indicar que habrá un cambio en el proceso de Rosario Robles Berlanga, ex titular de Sedel puesto que la Fiscalía General de la República (FGR) al parecer aceptó negociar con la acusada ya sea por un ‘criterio de oportunidad o por la figura de procedimiento abreviado’.

Para destacar, durante la diligencia que tuvo lugar hace unas horas, la agente del ministerio público, Mónica Martell Olguín dio a conocer al juez Ganther Alejandro Villar Ceballos que la misma Fiscalía tenía la disposición de llegar a un acuerdo o mejor dicho alcanzar algunos de los medios de conclusión anticipados establecidos por la misma ley contra Rosario Robles.

Es importante resaltar que en la misma audiencia la cual fue por videoconferencia, la acusada Rosario Robles debido a que en los últimos días ha presentado problemas de salud, además de un dolor en la ciática a causa de una caída que tuvo dentro del penal.

De esta manera, el juez de control pidió a las artes involucradas, la Fiscalía y Rosario Robles, a establecer un acuerdo sin intermediarios en un lapso de 5 días. Dentro de las solicitudes del juez están que los mismos fiscales deben informar cuando acudirán a ver a Robles Berlanga, quien se encuentra desde hace algunas semanas en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

La próxima fecha para la audiencia será el 26 de febrero a las 10 de la mañana.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?