Graciela sufre preinfarto en el 2019 y aún no le dan cita para el cardiólogo

Debido a la pandemia por el COVID, el IMSS ha sufrido un atraso en la atención de varias espacialidades, ahora Graciela espera pronto pasar a cardiología

Avatar del

Por: Redacción

En el 2019 Graciela sufrió un preinfarto y a dos años aún el IMSS no le ha podido dar una cita con el especialista en cardiología. Teme por su salud./FOTO: El Universal

En el 2019 Graciela sufrió un preinfarto y a dos años aún el IMSS no le ha podido dar una cita con el especialista en cardiología. Teme por su salud./FOTO: El Universal

CDMX . A pesar de que los contagios y decesos por COVID han ido a la baja en las últimas semanas, el IMSS aún no ha podido ponerse al corriente con millas de derechohabientes que requieren atención médico.

Tal es el caso de Graciela Villa, una mujer que el 31 de diciembre del 2019 sufrió un preinfarto repentino, por lo que tuvo que ser internada de inmediato en el Hospital General de Zona Número 71 del IMSS en el Estado de México , pero nunca imaginó que a partir de ahí todo cambiaría.

Y es que la situación no se volvió sencilla, ya que ahora teme por su salud al no haber servicios.

Al darle el alta voluntaria le recetaron Clopidogrel , medicamento que impide la formación de coágulos sanguíneos.

En enero de 2020 le dieron su pase para la unidad, a fin de que un especialista la diagnosticara con precisión e iniciara el tratamiento indicado; a dos años, aún espera que un cardiólogo la atienda.

“La primera referencia que me hicieron para la especialidad fue el 21 de enero de 2020, me dieron para el 24 de abril de 2020, o sea que debían esperar tres meses, pero la pandemia llegó primero que mi consulta; para fines de marzo fue el confinamiento, luego el primer pico de Covid-19 y todas las consultas fueron reprogramadas, pero a la fecha, la mía es una incógnita, ahora voy a mi unidad familiar cada mes por el medicamento que me aprobaron por un año, en espera de que ya se reabran las consultas de especialidad ”, cuenta a EL UNIVERSAL.

Destacan retos del IMSS tras pandemia

En marzo de 2021, Zoé Robledo Aburto, directora general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) , afirmó que uno de los retos más importantes será recuperar la atención de padecimientos no Covid, mientras continúa la epidemia.

Desde la tercera semana de abril, el IMSS informó que reabrió atenciones en cirugía general, oncología, ginecología y oftalmología, entre otros, con los que comenzaron la recuperación de sus servicios médicos que fueron disminuidos a causa de la pandemia; sin embargo, Graciela aún está a la espera de que se abra un espacio en cardiología.

Médicos adscritos a hospitales del IMSS e ISSSTE de la capital del país y el Estado de México afirmaron que si bien ya inició la recuperación de servicios que fueron aplazados debido a la pandemia, esta es a marchas forzadas y los derechoshabientes deberán esperar un par de meses para obtener citas.

“Hay que destacar que urgencias no ha parado, si una persona llega con un infarto, con una situación de gravedad, evidentemente se le brinda la atención requerida, el mayor problema es con aquellos pacientes que tienen enfermedades crónicas que han batallado para surtir sus recetas en su totalidad, o que se quedará en espera de su pase a especialidades como cardiología ”, comentó una doctora de primer contacto de una clínica en Chalco.

Hay temor de la ciudadanía acudir

Carlos Magis Rodríguez , doctor en salud pública e investigador de la UNAM, descrito que la disminución de servicios no relacionados con Covid no solo se debe a las instituciones de salud, sino a que la población en general ha preferido no pisar los hospitales reconvertidos por temor a contraer el SARS-CoV-2.

“Todo la reconversión, la atención médica se concentró en Covid-19, otras enfermedades fueron desplazadas, no es un secreto, lo que no era de urgencia iba a reprogramarse, pero es cierto que hay pacientes que ni siquiera fueron diagnosticados debidamente, a eso le sumamos el miedo que aún hay entre la población de acudir a unidades médicas en donde se recibió a pacientes Covid por temor al contagio, lo que es un hecho es que las autoridades deberán hacer un esfuerzo grande para mejorar la de primer nivel y recuperar todos los servicios ”.

Graciela buscó cardiólogos particulares, pero las consultas iban de 500 a 900 pesos , además de una lista de estudios clínicos que tendrían un valor superior a los 10 mil pesos.

“En agosto, como no había para cuándo me viera un cardiólogo, me aprobaron el medicamento para un año, al principio batallé para conseguirlo porque no había en farmacia, me explicaron que era controlado y un par de meses lo tuve que comprar de mi bolsa, pero ya se solucionó, sólo sigo esperando que me vea un cardiólogo”, dijo.

Con información de El Universal

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?