Noticias

Inspira box para danza en el Cervantino

En un cuadrilátero, cuatro bailarines pulieron la pista y los puños se convirtieron en algo digno de ver

Por: Redaccion AM

La interpretación está basada en danzar en un ring. FOTO: Dulce Amador

La interpretación está basada en danzar en un ring. FOTO: Dulce Amador

Como parte de la programación dedicada al tema de ‘Revoluciones’, el Ballet Nacional de Marsella presentó el montaje ‘ROCCO’, en la Cancha de Cristal, en la que los bailarines evolucionaron y se convirtieron en boxeadores y viceversa.

Desde hace siete meses, el espacio deportivo ha sido sede de las encestadas de las Mieleras; sin embargo, la noche de lunes no fue escenario de las mejores jugadas de las basquetbolistas, sino de un ring, en el que la danza contemporánea y el boxeo demostraron que no son tan diferentes entre sí.

Tan solo cuatro bailarines bastaron en la creación de un diálogo en el que si bien ambas disciplinas no parecen tener mucho en común, sí pueden combinarse para dar vida al arte.

Arriba del ring, los puñetazos, golpes, virtuosas técnicas de baile y juegos rápidos de piernas fueron piezas clave para llevar a los asistentes en el “viaje oscuro coreográfico”, donde el amor fraternal y la agilidad corporal de los danzantes fueron parte de la alegoría.

En una esquina, la danza demostró características como agilidad, gracia y rapidez, mientras que en la otra, los ‘ganchos’ del boxeo fueron con la fuerza del cuerpo, la precisión y coordinación de los movimientos.

A un año de su su estreno en el Teatro de los Bernardinos, la obra, autoría de Emio Greco y Pieter C. Sholten, logró un empate entre ambas disciplinas y al final los asistentes que fungieron como jueces, le otorgaron las palmas a ambos competidores.

Por varios minutos, con aplausos y gritos de ‘¡Bravo!’, el público ovacionó a los artistas por ‘revolucionar’ la forma de ver ambas disciplinas.

En esta nota:
  • ROCCO
  • FIC 2017

Comentarios