Noticias

La mexicana que se quitó la vida en la Catedral de Notre Dame

Sólo una persona se ha quitado la vida en la Catedral de Notre Dame, y fue una mexicana, hija además del arquitecto que construyó el ángel de la independencia. 

Avatar del

Por: Redacción

Fue promotora cultural, escritora y activista por los derechos de la mujer.

Fue promotora cultural, escritora y activista por los derechos de la mujer.

París.- Durante mucho tiempo la familia Rivas Mercado y el gobierno mexicano intentaron borrar de la historia la trágica escena.

Familia Rivas Mercado.

De acuerdo con el portal de noticias SDPnoticias, sólo una persona se ha quitado la vida en la Catedral de Notre Dame, y fue una mexicana, hija además del arquitecto que construyó la Victoria Alada (ahora conocida como Ángel de la Independencia). 

¿Cómo sucedió?

Aquél 11 de febrero de 1931, Antonieta Rivas Mercado viajó a París, dejó a su hijo de 11 años en el hotel, se dirigió a la parroquia, se sentó frente a la imagen de Jesús crucificado, y se disparó directo al corazón con la pistola que le había robado a José Vasconcelos, uno de sus amores no correspondidos. 

Un día antes de matarse le preguntó "Dime si de verdad me necesitas"... Él, casado y sin imaginarse el poder que tendrían sus palabras, le contestó: "Ninguna alma necesita a otra. Nadie, ni hombre ni mujer, necesita más que a Dios". 

Antonieta Rivas Mercado, promotora cultural, escritora y activista por los derechos de la mujer.

Esta pasional y polémica mujer había puesto a disposición del también político su fortuna, la que a la vez utilizó para fundar el primer Departamento de Asuntos Indígenas en la Secretaría de Educación Publica, el Teatro Ulises en la Ciudad de México y un salón de fiestas en el Claustro de Sor Juana. 

Gran amiga de los artistas más reconocidos 

Aunque su familia era acaudalada, admiraba la cultura popular y trabajó arduamente para promoverla. Era amiga cercana de Diego Rivera y Federico García Lorca, e incluso fue la primera que tradujo la obra del español a una lengua distinta. 

El día de su muerte, la detonación se escuchó en todo el santuario; la noticia del suicidio apareció en los encabezados de todos los periódicos locales y se realizó un exorcismo para limpiar el recinto sagrado de tal "sacrilegio". 

Un amor secreto 

En 1936, cuando caducó la concesión de su tumba, los restos fueron llevados a la fosa común. Varios investigadores aseguran que el amor de su vida fue Manuel Rodríguez Lozano, pintor mexicano que se casó con Nahui Olin y cuya presunta homosexualidad ha dado mucho de qué hablar. 

Durante mucho tiempo la familia Rivas Mercado y el gobierno mexicano intentaron borrar de la historia la trágica escena. Nadie quería una mártir vasconcelista

La Iglesia Católica, por cierto, continúa negando la evidencia del día que Antonieta se apuntó al corazón.

Comentarios