Noticias

Lo rechazan dos veces, pero AMLO insiste en colocarlo en gobierno

El presidente busca que Edmundo Sánchez ocupe un cargo en gobierno, a pesar de que en una ocasión llamó "burros" a los senadores.
 

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Edmundo Sánchez había sido propuesto para ser parte de la Comisión Reguladora de Energía. 

Edmundo Sánchez había sido propuesto para ser parte de la Comisión Reguladora de Energía. 

CIUDAD DE MÉXICO.- Por tercera ocasión, el presidente Andrés Manuel López Obrador, busca que el ciudadano Edmundo Sánchez Aguilar, ocupe un cargo en el gobierno federal.

Esta vez lo designó para desempeñarse como miembro independiente del Comité Técnico del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilidad y el Desarrollo.

La primera vez que lo nombró el Presidente, fue para ser comisionado de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), mas fue rechazado en dos ocasiones, la segunda vez dijo a los senadores que “no le gustaba perder su tiempo”, y que no sabía quiénes eran más “burros”, si los senadores o los aspirantes.

La segunda ocasión que fue postulado por López Obrador, era para ser consejero de Pemex, pero tampoco logró los votos, pese a que ofreció una disculpa a los legisladores mediante una carta y los visitó en sus oficinas.

Edmundo Aguilar busca ocupar la vacante que dejó en diciembre de 2017, Luis Manuel Enrique Téllez Kuenzler; de ser aceptado por el Senado se desempeñará hasta el 2025.

El segundo oficio que llegó del Ejecutivo al Senado, es el nombramiento de Héctor Sánchez López, para desempeñarse como consejero independiente del Consejo de Administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Cargo que ocuparía en caso de ser avalado hasta el 17 de septiembre de 2023, en sustitución de Blanca Avelino Treviño de Vega.

Ha sido maestro en la Escuela Preparatoria de la Universidad Autónoma de Guerrero; en el Instituto Regional del Istmo, y de secundaria técnica en la alcaldía de Tlalpan; además de haberse desempeño como diputado federal en la 52 Legislatura.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?