Noticias

Los millennials eligieron presidente

Los millennials declararon su frustación por el Gobierno actual y apoyaron al candidato de Juntos Haremos Historia, López Obrador.

Por: Redaccion AM

Foto: Archivo

Foto: Archivo

De Tepito a Polanco, de la Del Valle a la Guerrero; los millennials de la Ciudad de México lo tienen claro: quieren un cambio.


El Instituto Nacional Electoral (INE) afirmó que 40 por ciento de los electores mexicanos son millennials, de entre 18 y 34 años, es decir unos 40 millones.

Y a ellos, impulsados por su juventud y sus ganas, poco les importa si pasan los minutos y la casilla no abre, poco les preocupa esperar más de cuatro horas bajo el vivo sol, sin nada en el estómago; y hacen caso omiso a los rumores de que ya no hay boletas en las casillas especiales, aunque todavía no dan las 9:00 horas.

"Es una responsabilidad, no estamos votando por nosotros mismos, en este País la mayoría de la gente no es de la clase media" afirmó Renata Sandes Oseguera de 21 años . Ella se formó desde antes de las 5:00 horas y es de las primeras personas en la fila de la única casilla especial de la delegación Benito Juárez.

"Lo más importante es que cambie el Gobierno y que la gente participe" afirmó Moisés Santos, quien acudió a su casilla en la Colonia Narvarte.

Sin importar la delegación, la clase social, el género, la ocupación o el rango de edad, los millennials con su voto quieren sacar al partido que hoy está en el poder.

"Un cambio, algo diferente es lo que quiero, este sexenio estuvo peor que el anterior" consideró Santiago Marín, de Tepito.

"Necesitamos un viraje, algo mejor que lo que tenemos ahorita; de que va a haber fraude, va a haber fraude" afirmó Rubén Morales, de la Colonia Guerrero.

No quieren al Presidente, no quieren a José Antonio Meade, por lo que no sorprende que el candidato ciudadano haya tenido solamente el 19 por ciento de la intención del voto en la última encuesta de REFORMA.

"Necesitamos un cambio. Tenemos un Gobierno muy corrupto, mucho dinero se lo quedan ellos" explicó Natalia Tiburcio, de Polanco.

Las razones para anhelar esta transformación varían: en la demarcación Benito Juárez quieren que la violencia pare, en Tepito esperan más educación y apoyos sociales, en la Narvarte desean políticos honestos, en el resto ya no quieren corrupción.

"La corrupción es lo que afecta más y la manera en que se quieren aplicar las leyes" asegura Daniel Vásquez, de Iztapalapa.

Ningún millennial quiere anular su voto, ni votar por el tricolor.

Incluso, hay quienes no dudan en expresar su apoyo a Andrés Manuel López Obrador de la coalición 'Juntos Haremos Historia'.

"Todas las esperanzas de la gente de aquí (Tepito) están en López Obrador, pues es el que más ha apoyado a la tercera edad" opina Marín y dijo que el tabasqueño representa el cambio.

A él y al resto se les preguntó qué harían si en seis años esos deseos no se concretan en un País mejor.

"No vuelvo a votar", dice Marín

"Anulo mi voto", coincide Morales.

El mensaje es claro y fuerte: si el cambio decepciona, la opción para algunos de los millennials es desentenderse del Gobierno y de la política.

"Esperemos y ojalá se cumpla el cambio y que

sea mejor el próximo sexenio, porque el que termina estuvo muy mal", deseó Morales con un tono de esperanza, casi de fe.
Esperemos.


Ayudan redes sociales en elección
Luis Rentería acudió a las 11:00 horas a la casilla de la colonia Insurgentes San Borja convencido de que las votaciones las ganaría el partido tricolor. Para su sorpresa, había más jóvenes formados este 1 de julio que en las elecciones del 2012.

"Me acuerdo que hace 6 años la casilla estaba muy tranquila y ahora estaba abarrotada con aproximadamente 200 personas, un poco más del doble de las que había aquella vez", mencionó el abogado de 27 años, quien es fanático de las redes. "Yo seguí la campaña de Meade por medio de las redes sociales, principalmente en Facebook y Twitter, y me pareció positiva así que yo espero que no exista ningún tipo de fraude ni mano negra con los resultados".

"Seguí las candidaturas en Internet aunque considero que no era la mejor opción ya que puede llegar a ser contraproducente debido a las noticias falsas que circulan" afirmó Miguel Arce, quien estudia el séptimo semestre de la carrera de Comercio en La Universidad La Salle.

"No estoy en contra de ningún candidato, ya sea Andrés Manuel o 'El Bronco', pero considero que si vas a ocupar la silla presidencial, debes estar lo mejor preparado para hacer bien el trabajo".

Hubo también varios millennials que se pasearon por la calle Loma del Recuerdo pitando la bocina de su auto y gritando el nombre del candidato de su preferencia: '¡AMLO, AMLO!' , grito que se escuchaba desde la ventanilla del coche que pasaba frente a la fila de la casilla del sector 759, ubicada en la colonia Lomas de Vistahermosa.

Sin embargo, en otras casillas de las delegaciones Benito Juárez y Cuauhtémoc, ubicadas en las colonias Narvarte Poniente, Roma Sur y Nápoles, los chicos jóvenes, ataviados con gorras y sudaderas, guardaron silencio, pues se negaron a compartir sus expectativas sobre los resultados del conteo rápido de los comicios.

"No tengo nada que ocultar, pero no quisiera hablar aquí, si quieres hacer una entrevista, debes estar hasta la esquina de la calle", mencionó un representante de casilla del sector 4580, quien rondaba los 20 años y se negó a proporcionar su nombre.

Por la tarde, el residente de la colonia Ampliación Asturias, Gabriel Alarcón, tachó su papeleta en la casilla 4906, y reiteró su apoyo a favor de Ricardo Anaya de la Coalición Al Frente por México debido al buen manejo de su perfil en redes sociales y los resultados de los debates organizados por Instituto Nacional Electoral.

Así, el ciberespacio parece haber jugado fundamental en la elección de los jóvenes del País.


Quieren mujeres un País sin acoso
Las mujeres que este 1 de julio acudieron a votar buscan que en el próximo sexenio mejoren las oportunidades laborales para ellas, que los salarios se igualen con los de los hombres y, sobre todo, que dejen de ser víctimas de acosos sexuales o hasta de feminicidios.

Convencidas de que en estas elecciones su voto hará la diferencia -ya que ellas representan el 51.8 por ciento del padrón electoral-, las mujeres salieron a emitir su sufragio en distintas casillas de la Ciudad de México.

Fueron en familia: las mamás con sus hijas, con tías, y hasta las abuelitas con su andadera o bastón. Todas salieron a votar, deseosas de que sus vidas mejoren.

Quizá este fue el sueño también de Hermelinda Galindo, la primera mujer que en 1916 solicitó al Constituyente derechos políticos para las mujeres.

Pero a pesar de que desde 1953 las mujeres pueden votar y ser votadas en todas las elecciones, desde que lo hicieron por primera vez en 1955, la lucha por la igualdad de género continúa.

"Yo lo que quiero es que haya trabajo, que tengamos mejor manera de vivir, que los hijos no se droguen tanto, que no haya tanta delincuencia. Yo es lo que pido, que haya mejor educación", señaló Luz María Ríos, una comerciante de 60 años.

Sobre todo, subrayó, desea que a partir del próximo Gobierno las mujeres tengan salarios dignos.

"Lo que pasa es que nos pagan menos a las mujeres. Yo toda mi vida he trabajado, desde los 17 años, y siempre hemos estado en que ellos ganan más y tú menos. ¿Y tú por qué? Porque tú eres mujer. Así de sencillo", afirmó.

En el País, pese a tener el mismo nivel educativo y trabajo, por cada hora laborada los hombres ganan 34 por ciento más que las mujeres, según datos del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).


Dicen no a las agresiones
Las mujeres, sobre todo jóvenes, exigen también estrategias para acabar con la inseguridad, la violencia hacia ellas y los feminicidios.

"Más que nada eso, seguridad para poder salir a las calles tranquilamente y más las que tenemos hijos. Las mujeres tenemos riesgo de que regresemos a casa sin un hijo o a que no regresemos porque nos mataron, nos violaron o cualquier cosa, estamos expuestas a eso todos los días", sostuvo Alejandra Cortés, de 26 años.

Y es que dos de cada tres mexicanas han sido víctimas de violencia al menos una vez en su vida, ya sea en el hogar, en la calle, escuela o trabajo. De los 30 millones de mujeres de 15 años o más que hay en el país, el 66.1 por ciento ha sufrido violencia física, sexual, emocional o económica, de acuerdo con el INEGI. En 2016, siete mujeres fueron asesinadas cada día en México.

"En la calle hay mucha violencia contra la mujer y más en el transporte público. Esperemos que sí puedan mejorar las cosas en el próximo sexenio, para eso venimos a votar, para que haya un mejor país", reprochó Olivia, una asistente médica de 58 años.

Pese a este escenario, los candidatos presidenciales no propusieron políticas públicas para combatir la desigualdad de género ni para prevenir la violencia contra las mujeres.

Sin embargo, en las mexicanas hay esperanza de mejora, quizá la misma que experimentaron las primeras sufragistas.

"Yo veo que ahorita como que tenemos más empuje, más garra, más ánimos, más las mujeres que los hombres. Inclusive en el pueblo, no en los gobernantes, en el pueblo. Y así, vamos las mujeres adelante, adelante. Esperemos, esperemos que se logre antes de que me muera", dice Luz María Ríos a sus 60 años.

En esta nota:
  • voto
  • amlo
  • millennials
  • preferencias
  • feminismo

Y tú, ¿qué opinas?