Noticias

Macri lanza ayudas económicas para revertir derrota electoral

El presidente argentino reduce retenciones a salarios, incrementa el salario mínimo y congela el precio de la gasolina, en vista de la elección general de octubre.

Avatar del

Por: AP

Luego de las elecciones del domingo, la moneda argentina se derrumbó más de 25%. Foto: AP

Luego de las elecciones del domingo, la moneda argentina se derrumbó más de 25%. Foto: AP

Buenos Aires, Argentina.- El presidente argentino Mauricio Macri anunció hoy varias medidas destinadas a mejorar la situación de los trabajadores en un intento por revertir el malhumor social de cara a las elecciones generales de octubre, en las que su reelección está en riesgo.

En un mensaje televisado el mandatario señaló que decidió lanzar estas medidas para los trabajadores formales e informales y pequeñas y medianas empresas (Pymes) porque los argentinos “están enojados” por la crisis y el deterioro de su situación y le dieron la espalda en las primarias celebradas el domingo.

Después de año y medio muy duro dijeron: ‘No más’, sintieron que en este tiempo les exigí mucho, fue como trepar el (cerro) Aconcagua y hoy están enojados, cansados.

El mandatario aplicó un plan de ajuste que sumado a la recesión ha agudizado el malestar social.

Ese malhumor se reflejó en las primarias abiertas y obligatorias en las que el opositor Alberto Fernández, acompañado en la fórmula por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), obtuvo alrededor de 47% de los votos mientras que Macri alcanzó 32%, lo que lo deja casi sin chances de revertir el resultado y lograr ser reelecto.

Las medidas de Macri

Las medidas -que según el mandatario son por algunos meses- incluyen la reducción de las retenciones aplicadas a los salarios, partidas extras para trabajadores informales y desocupados con hijos, un incremento del salario mínimo y el congelamiento del precio de la gasolina.

Varias de ellas apuntan a la clase media, que votó mayoritariamente a Macri en 2015 y luego de sentirse asfixiada por el aumento de las tarifas de los servicios, la inflación y el creciente desempleo podría bajarle el pulgar en las generales.

Traerán alivio a 17 millones de trabajadores y sus familias y a todas las Pymes que están pasando por un momento difícil y de mucha incertidumbre.

Poco después del anuncio el peso profundizaba su depreciación. El dólar cotizaba a 61 pesos por unidad respecto de la víspera, cuando cerró a 58 pesos, según el estatal Banco Nación.

El lunes, después de la derrota oficialista y el triunfo de la fórmula populista en las primarias, la monedad nacional se derrumbó más de 25%.

En esta nota:

Comentarios