Norma Revilla, de un juego a la realidad

Norma Revilla, una mujer que soñaba con ser maestra, lo que no sabía es que la vida le tenía algo muy bonito preparado, ser maestra y directora del Instituto Hispano Inglés. 

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez.

Norma Revilla afuera del Instituto Hispano Inglés, donde es directora. Foto: Rene Pimentel

Norma Revilla afuera del Instituto Hispano Inglés, donde es directora. Foto: Rene Pimentel

León, Guanajuato.- La vocación y pasión por compartir la enseñanza es notoria en Norma Revilla, quien es hoy la directora del Instituto Hispano Inglés.

Desde pequeña mostró un gusto y habilidad por la enseñanza, pues durante su niñez, luego de realizar su primera comunicación se convirtió en catequista, más tarde en profesora de regularización alumnas de escasos recursos en el Instituto América en turno vespertino hasta que llegó su primera propuesta profesional para convertirse en parte de las primeras generaciones de profesores del Tecnológico de Monterrey campus León.

Desde pequeña jugaba a ser maestra. En la prepa, mi servicio social fue dar clases vespertinas de matemáticas a niñas de bajos recursos, así que terminaba de recibir clases y por la tarde me convertía en maestra, durante la universidad era común explicarle a los compañeros ciertos temas”.

Su gusto por dar clases le permitió en un momento de su vida tener dinero para continuar sus estudios, y la Ingeniera Bioquímica de profesión recordó como el director del Tec de Monterrey con apenas dos años de haberse inaugurado el campus en León, la invitó a ser parte de los profesores.

La invitación fue para dar clases de química y biología. Me encanta la bioquímica, me hubiera gustado estudiar medicina, tengo certificación en nutrición, uno de mis pasatiempos durante 18 años de mi vida fue hacer dietas para pacientes en un consultorio que tenía por el bulevar Campestre, momento en que fui parte de congresos de medicina regenerativa, y aprendí de medicina antienvejecimiento, de terapia de reemplazo con hormonas bioidénticas. Me súper encanta la parte de bioquímica”.

Sin embargo la hoy considerada La Ciudadana del 2021 por el consejo de TV Azteca mencionó que definitivamente la vida lleva por caminos que no se imaginan y fue así como se formó en las aulas en donde compartió por más de 30 años su conocimiento su especialidad con clases en secundaria, preparatoria y universidad con las materias de física, química, bioquímica y bioética.

Norma Revilla, directora del Instituto Hispano Inglés. Foto: René Pimentel

Norma Revilla recordó cómo es que comenzó su aventura de negocios, aceptando que antes ya había comenzado con un negocio de yogur natural, mismo que en equipo con su esposo e hijos sacaron adelante, ayudando económicamente en los primeros años que su proyecto educativo más que dejar utilidades, necesitaba de constante inversión.

Una amiga abrió un instituto de regularización de niños y me pidió que le ayudara como profesora; recibimos niños de varias escuelas por las tardes igual para prepararlos para su examen de admisión, extraordinario o de regularización en general”.

Recordó que un día su amiga le propuso abrir un kinder en sociedad, justo cuando sus hijos cursaban el preescolar por lo que entre su gusto por la docencia y el papel que desempeñaba como madre en la educación de sus hijos aceptó el reto.

En la mañana teníamos el kinder y por la tarde las clases de regularización en la misma casa, y luego mi amiga se casó, se fue a otra ciudad y me quedé con preescolar, la matrícula comenzó a crecer y considero que un valor agregado que nos permitió seguir avanzando fue el ofrecer desde el comienzo el inglés, en aquél tiempo solamente lo tenía el Colegio Miraflores”.

El crecimiento de sus alumnos la llevó a cambiar en varias ocasiones a casas más grandes hasta que encontró el terreno en donde hoy permanece el Instituto Hispano Inglés.

Uno de mis hermanos compró el terreno, comenzamos de cero a construir salones, era una malla en despoblado, pura tierra, los papás confiaron y nos ayudaron a traer pizarrones, mesabancos, computadoras para instalarnos aquí”. 

Comentó que el crecimiento del colegio ha sido conforme las generaciones van avanzando, siempre priorizando la organización y profesionalización en la educación que se comparte y la infraestructura que se ofrece.

Para la madre de 3 hijos lo más complicado del emprendimiento como directora de una escuela ha sido siempre contar con la mejor infraestructura.

Tener el mejor equipo de tecnología, de espacios, canchas, pero a veces los recursos no son suficientes, pese a que una de nuestras filosofías es invertir antes que gastar lo generado”.

Dijo que una de las cosas que más valora en su vida profesional es contar con un equipo de colaboradores que son una familia, pues todos van a un mismo sentido y confían en que si la escuela gana ellos también se verán beneficiados.

En mi etapa de empleada aprendí muchas cosas del qué hacer y qué no hacer, aquí todos somos familia, si me va bien, a todos nos va bien, se busca la forma de recompensar y el esfuerzo y lealtad de la gente es al doble”.

Cuando tiene espacio, a Norma le gusta caminar escuchando su música preferida, tema en el que ha propósito ahora ha comenzado a tomar clases y aunque le agrada más cantar el género de las baladas, literal no canta mal las rancheras.

La maestra me ha felicitado porque cantó muy bien las rancheras, canciones como las de José Alfredo Jimenez, es un pasatiempo que disfruto cuando existe esa libertad de tiempo”.

No sin antes sumar material de vídeo y texto a su espacio digital Family Coaching que busca ser un espacio educativo para los padres de familia en su objetivo por darle la mejor enseñanza a sus hijos.

Una de sus etapas más complicadas ha sido durante el año pasado en donde el estrés por ver cómo de un momento a otro su matrícula se redujo, los papás de muchos alumnos se quedaron sin empleo y tuvieron que adaptar lo presencial a lo digital con el mismo profesionalismo que venía sucediendo.

Fue una experiencia muy difícil, pero hoy podemos decir que el resultado de las acciones plasmadas ha sido exitoso para quienes somos parte del instituto, tanto como padres de familia, alumnos y colaboradores”.

Adelantó que lleva el 60% de un libro en donde por medio de una historia de amor contará las complicaciones que ha tenido el sector educación, salud, así como la economía y la sociedad en el paso de la pandemia.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?