Noticias

Nube Estéril

Tellería, lo que pudo ser y no fue

Por:

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Después de iniciar su mandato en la alcaldía de Pachuca, como una carta fuerte de la oposición rumbo a la sucesión gubernamental, Yolanda Tellería quedó atrapada entre sus decisiones y un sindicato de trabajadores que amenaza con poner punto final a la administración panista a más de un año de concluir el periodo para el que fue electa.

Luego de ganar la elección de alcalde, Yolanda Tellería fue perdiendo fuerza, con cambios en su gabinete que lejos de fortalecerlo lo debilitaron con perfiles cercanos pero improvisados, a modo, y decisiones que sus colaboradores no terminan de entender.

Inició su administración con un alto grado de aceptación que captó el voto anti PRI y el descontento social, ante un gobierno priista que no tuvo el suficiente empuje para posicionar a la candidata que buscó retener la presidencia municipal para el tricolor. 

La tarea era difícil y la popularidad de Tellería se desgastó poco a poco, entre parquímetros, al no desmarcarse a tiempo de un convenio que heredó, así como las protestas de los comerciantes informales que fueron reubicados y al final quedaron escondidos para liberar el primer cuadro de la ciudad.

Además de la deficiente recolección de la basura y el conflicto que está en puerta: la disposición final, ya que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo (Semarnath) señaló que El Huixmí no puede recibir más residuos.

Al estallar la huelga en la alcaldía de Pachuca, la presidenta municipal enfrenta el reto de garantizar los servicios básicos, como limpia y recolección de basura,  de por sí cuestionados por la ciudadanía.

¿SALDRÁ A BARRER LAS CALLES?
En anteriores amagos de suspensión de labores por parte de Percy Espinosa Bustamante, la alcaldesa panista incluso declaró que de ser necesario saldría a barrer las calles el tiempo que dure una huelga.

Habrá que cuestionar a Tellería si mantiene ese ánimo de servicio o desapareció ahora que ya es una realidad el paro de labores.

Además, también es necesario precisar los alcances de la huelga en la vida interna de la presidencia municipal, desde la sesiones de cabildo, convenios que deben aprobar los regidores, procesos de licitación que están por iniciar o concluir, así como bacheo y obra pública.

Si bien el área de licitaciones no suspenderá actividades durante la huelga, varios procesos podrían quedar desiertos o sin ejecutar si abarcan otras dependencias de la administración que a partir de ayer están cerradas. 

Los argumentos están sobre la mesa, desde hace dos años de negociaciones entre el sindicato y la presidencia municipal.

Tellería Beltrán señala que la petición de aumento de Percy Espinosa provocará un quebranto en las arcas municipales, además de que el sindicato disponía de un fondo de préstamo que manejaba sin transparencia.

A eso se suman señalamientos sobre que familiares del dirigente sindical están en nómina de la presidencia municipal y que ganan sueldos que la mayoría de los sindicalizados no perciben. Aunado a bonos de fin de año y días festivos.

Mientras que del lado del sindicato acusan que Tellería Beltrán nombró en plazas de confianza a familiares o militantes del Partido Acción Nacional (PAN), sin importar que no cumplen con el perfil.

En esta nota:
  • Pachuca
  • Yolanda Tellería
  • Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Hidalgo
  • Semarnath

Comentarios