Noticias

Para evitar abuso sexual, harán exámenes psicológicos a seminaristas

La Conferencia del Episcopado Mexicano informó que los aspirantes a sacerdotes deberán pasar por pruebas psicológicas.

Avatar del

Por: Redacción AM / Ciudad de México

El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente del CEM, informó sobre el requerimiento.(Especial)

El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente del CEM, informó sobre el requerimiento. | Especial

El arzobispo Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, informó que para ingresar a los seminarios y ordenarse como sacerdotes los aspirantes deberán someterse a pruebas psicológicas que acrediten que no tienen tendencias "riesgosas" que puedan afectar a los niños.

En entrevista con El Universal, señaló que el requisito busca evitar casos de abuso sexual a menores de edad por parte del clero. Reconoció que, aunque ya existía el requerimiento, estaba enfocado en conocer aptitudes para el sacerdocio.

Desde el Vaticano, donde participó en el primer Encuentro sobre Protección de Menores, al que convocó el Papa Francisco, dijo que especialistas darán seguimiento psicológico a los seminaristas en formación.

Mayor investigación

El prelado detalló que el Pontífice aprobó que la Conferencia Episcopal tenga mayores facultades para investigar los casos de abuso y exigir a las diócesis que le informen sobre las medidas implementadas para combatirlos, así como las denuncias que se presenten.

El jerarca católico pidió a los obispos mexicanos un "cambio de perspectiva" para que los ministros de culto se pongan del lado de las víctimas. El 11 de febrero, Cabrera anunció que 152 sacerdotes han sido suspendidos por abuso en los últimos nueve años.

Expertos consultados por este diario consideraron que la resolución es insuficiente: Alberto Athié, exsacerdote católico, señaló que la medida responde a la hipótesis de que la pederastia está fuera de la institución, mientras que Roberto Blancarte, profesor de El Colegio de México, dijo que el verdadero problema es la falta de tratamiento de la sexualidad dentro de la Iglesia.

En esta nota:

Comentarios