Piden Reyes Magos no enviar cartas en globos 

Melchor, Gaspar y Baltazar piden a los niños que no envíen sus cartas de Reyes en un globo porque los animalitos pueden confundir el plástico con comida.

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Melchor, Gaspar y Baltazar aconsejan a los niños colocar los escritos en los zapatos o en el árbol de Navidad, así como enviarla por correo, pero piden no lanzarla al cielo mediante globos. Foto: Agencia Reforma

Melchor, Gaspar y Baltazar aconsejan a los niños colocar los escritos en los zapatos o en el árbol de Navidad, así como enviarla por correo, pero piden no lanzarla al cielo mediante globos. Foto: Agencia Reforma

  • Reyes aconsejan colocar cartas en los zapatos o en el árbol de Navidad o enviarla por correo.
  • Aves, mamíferos marinos, peces y reptiles, son muy susceptibles a consumir globos.
  • Los globos pueden contaminar ríos, lagos y mares, señala la Sedema.


CDMX.- Melchor, Gaspar y Baltazar piden a los niños que no envíen sus cartas de Reyes en un globo porque los animalitos pueden confundir el plástico con comida.

En su lugar, aconsejan colocar los escritos en los zapatos o en el árbol de Navidad, así como enviarla por correo.

El elefante de Baltazar casi se ahoga con un globito que se le atoró en la trompita y nos dimos cuenta de que muchos otros animalitos y el medio ambiente también son afectados", escribieron los Reyes Magos en un comunicado que publicó la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Los globos inflados con helio son de un solo uso y caen cientos o hasta miles de kilómetros lejos de donde fueron soltados, detalla la institución.

Después de reventarse por la radiación del Sol o por el contacto con la rama de un árbol, es factible que un animal marino o terrestre los ingiera al confundirlos con alimento.

La fauna acuática, como aves, mamíferos marinos, peces y reptiles, son muy susceptibles a consumir globos.

Las tortugas marinas, por ejemplo, los ingieren porque piensan que son comida. Una vez dentro de sus cuerpos, estos productos de plástico causan obstrucción intestinal, lo que dificulta que se mantengan a flote o imposibilita que puedan sumergirse para huir de sus depredadores.

Las debilita y conduce a la muerte tras una lenta agonía", apunta la Semarnat en su página de internet.

Los hilos que sostienen a los globos pueden enredarse en alas, aletas, picos o patas de animales silvestres. Al intentar liberarse, pueden mutilarse, enfermarse e incluso morir.

Los globos son elaborados con poliuretano, látex o metal, materiales no biodegradables que tardan hasta 450 años en degradarse en el medio ambiente.

Cuando se desinflan, también pueden contaminar ríos, lagos y mares, añade la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema).

CM

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?