Ven en Facebook oferta de trabajo en Polonia y terminan siendo explotados laboralmente

Como un sueño hecho realidad, los mexicanos llegaron a Polonia con la oferta de un trabajo ofrecido en México, pero hoy en día son explotados laboralmente

Avatar del

Por: Noé Laguna

En México, les prometieron trabajo en Polonia y un suelo de ensueño, pero al llegar todo cambia y los explotan laboralmente./FOTO: Captura de pantalla

En México, les prometieron trabajo en Polonia y un suelo de ensueño, pero al llegar todo cambia y los explotan laboralmente./FOTO: Captura de pantalla

México. Lo que parecía ser un sueño hecho realidad terminó convirtiéndose en pesadilla cuando dos hombres vieron un anuncio en Facebook que prometía trabajo en Polonia, pero nunca imaginaron que terminarían siendo explotados laboralmente.

En un reportaje publicado en Noticieros Televisa, se dio a conocer como dos hombres en México recurrieron a los anuncios de Facebook que prometen trabajo en el extranjero con un salario atractivo.

En un principio todo parecía un sueño hecho realidad, ya que les prometían un trabajo seguro además de otras prestaciones. Ellos recurrieron al portal de ‘Euro México Jo’, donde con una atractiva propuesta te prometen un trabajo en el extranjero con gastos pagados y un salario atractivo.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Angélica y Víctor  son dos de los cientos de víctimas que cayeron en el engaño, ya que al hablar para pedir datos les dijeron que todo era seguro sin importar que no hablaran el idioma y que allá  tendrían un salario de 25 mil pesos al mes, pero que solo ellos deberían cubrir los gastos o trámites para ser trasladados, el cual es de 6 mil pesos por persona.

Despiertan del sueño y comienza la pesadilla

Todo iba bien, aunque el proceso se retrasó un poco, meses después fueron enviados a Polonia entrando por Alemania, pero al llegar todo comenzó a cambiar ya que fueron enviados a una granja de alimentos y una empacadora de ropa, empleos diferentes al que les había prometido.

Pero para su sorpresa, también les dijeron que la jornada laboral seria de 12 horas o más al día y que los primeros dos meses no había pago ya que el sueldo iría destinado a quien los contrato como pago de servicios, aunado a ello tuvieron que pagar un espacio para poder dormir en un local.

Después de un mes y de no soportar las condiciones laborales y en las que vivían, una mujer que hablaba inglés los ayudó a escapar para después acudir a la embajada de México en Polonia, quien los ‘rescató’ y orientó para poder salir de ahí y poder ser reubicados en la misma ciudad con atención médica y en su caso ofrecerles un empleo mientras se determina si regresan o no al país.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar