Noticias

Presentan queja ante Conapred tras despido de exfuncionaria que se metió a fuente

La activista Norma Nolasco Acosta presentó una queja ante Conapred tras despide de Rosy Ponce; el municipio afirma se respetaron sus derechos. 
 

Avatar del

Por: Julieta Ortz

La ahora exempleada de Japami conmemoró el día Pole Dance dentro de una fuente del municipio. Foto: Especial/Facebook

La ahora exempleada de Japami conmemoró el día Pole Dance dentro de una fuente del municipio. Foto: Especial/Facebook

Irapuato.- La activista en derechos humanos Norma Nolasco Acosta presentó el pasado martes una queja en contra del Gobierno Municipal ante el Consejo Nacional para Prevenir La Discriminación (Conapred), por el caso de Rosy Ponce, exempleada de Japami que se metió a la fuente de la Plaza Principal.

La activista señaló que asumen la responsabilidad de los actos de Rosy Ponce, quien sí cometió una falta administrativa al meterse a la fuente, sin embargo no causó ningún daño y aún así fue despedida por esta acción. 

No hubo ningún daño a la vía pública, ninguna alteración, entonces la sanción punitiva que se le está poniendo es muy drástica, muy fuerte, no obedecen a ningún lineamiento, a ningún reglamento, a ninguna disposición que tenga el Ayuntamiento ni tampoco la Junta de Agua Potable", dijo.

Nolasco Acosta consideró que se incurrió en violencia de género, pues Rosy Ponce sólo estaba celebrando el día del Pole Urbano, y que acciones como esta fomentan el machismo, lastiman de forma directa a la ex empleada municipal y la convierten en víctima al ser motivo de escarnio público.

Tuvo que cerrar su cuenta de Facebook ya que estaba recibiendo agresiones y comentarios soeces, sexistas en torno a su persona, ella en estos momentos está temerosa, angustiada y di a esto le sumamos que la despiden de su trabajo, y más aún que hay una vergüenza pública", enfatizó.

La activista señaló que el Alcalde, Ricardo Ortiz Gutiérrez es quien debe pedir una disculpa a la ciudadanía irapuatense, por la inseguridad y el mal gobierno que ha tenido.

No hubo ningún daño, no hubo ningún dolo, es una situación lastimosa y en este caso, el Alcalde y la Junta de Agua Potable están cometiendo violencia análoga en contra de Rosy (...) la están crucificado por haber sido una mujer que habló del Pole Dance y de metió a una fuente ", finalizó.

Van por denuncia penal

Nolasco Acosta dio a conocer que también se interpondrá una denuncia penal en contra del Municipio y de quien resulte responsable por Violencia de Género, sustentada en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una vida libre de violencia, radicada en el Ministerio Público de Irapuato.

Nunca faltamos a los derechos

El gobierno municipal de Irapuato aseguró que en el despido de Rosy Ponce, la mujer que celebró el Día Internacional del Pole Urbano en la fuente del Jardín Principal, se respetaron su dignidad y sus derechos humanos. 

La medida se tomó en estricto apego legal y humano, pues nunca faltamos a los derechos ni a la dignidad de Rosy”, asegura en un comunicado el gobierno municipal.  

El documento expone que “todo empleado o empleada del Municipio debe tener una conducta apegada a los valores que sigue la Administración Pública Municipal estipulados en el Código de Ética de los Servidores Públicos del Municipio de Irapuato”. 

Argumenta que la baja de Rosy Ponce como servidora de la Junta de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado y Saneamiento del Municipio de Irapuato (JAPAMI) se fundamentó “por no respetar el mobiliario urbano e infringir las normas que rigen a todo servidor público”.

Agrega que en la presente administración instauraron el modelo de Cultura Cívica, para promover entre la población el respeto, el orden y la convivencia. 

En congruencia, no podemos permitir a los trabajadores incurrir en faltas o conductas que buscamos erradicar".

La decisión tomada si bien fue considerada por muchos como drástica, representa un exhorto para todo el personal que labora en el Municipio y para la población misma, pues Irapuato requiere y merece ciudadanos respetuosos de su entorno”. 

El gobierno dice lamentar las críticas y ofensas contra Rosy en redes sociales e insiste en que “el tema se centra en una falta administrativa de un servidor público”.  

Me pidieron la renuncia 

El martes en su muro de Facebook Rosy publicó que tras hacerse viral su foto en JAPAMI le pidieron su renuncia, la cual no firmó y después se enteró que estaba despedida. 

Por una foto en la que me juzgaron con desconocimiento, hoy lloro porque no tuve derecho a réplica, hoy hay memes que muestran apestocidad saliendo de mi cuerpo...

He ofendido a esta sociedad y me disculpo, pero no me arrepiento de practicar una disciplina tan difícil, no merezco ser juzgada tan duramente ni mi hija merece verme humillada porque los periódicos me exhiben y me dañan, porque los que eran mis amigos me señalan y mi realidad se ve terriblemente trastornada”, escribió Rosy.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?