Previene Irapuato la falta de agua

La problemática del agua en Irapuato es la misma que en todo el País, debido a que la sobrepoblación hace que se incremente el consumo del recurso que

Por:

Las fugas de agua son una parte importante en el desperdicio. Foto: Bernardo

Las fugas de agua son una parte importante en el desperdicio. Foto: Bernardo

Al día un ciudadano irapuatense promedio utiliza aproximadamente 15 garrafones de agua de 19 litros para sus actividades cotidianas, lo que representa un aproximado de 270 litros de agua por día.
Humberto Rosiles Álvarez, director general de JAPAMI (Junta de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado y Saneamiento del Municipio de Irapuato) informó que este gasto es el aproximado que tiene cada ciudadano, aunque hay quienes utilizan 150 litros por día y quienes alcanzan hasta los 350 litros diarios.

En México, la cobertura de agua potable es de 89.4%, lo que significa que 11 millones de mexicanos no cuentan con este servicio, mientras que 24 millones no están conectados a las redes de alcantarillado, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).
“El usuario público utiliza el 10% del consumo total, generalmente el 8% viene del uso agrícola, el 10% del uso industrial o comercial”, explicó Rosiles Álvarez.
El 75% del planeta está compuesto por agua, pero de este porcentaje, el 97% es salada y no puede ser ingerida por el hombre, sólo un 3% es dulce, lo que significa que puede ser utilizada por el ser humano, y de este 3%, sólo el 1% es potable.
“En el caso que nos atañe de Guanajuato, sabemos que la situación hídrica es estresante, los acuíferos están sobre explotados, es un sistema pujante agrícola, del sector industrial, la rama automotriz, el crecimiento poblacional, en ese contexto hay un buen progreso en el desarrollo económico, pero todo desarrollo requiere agua potable”, comentó.
“Irapuato al ser parte de la cuenca Lerma-Chapala, corre la misma naturaleza de Guanajuato, que es una cuenca estresada, Irapuato si tiene que romper un paradigma y una problemática nacional, en ese sentido de la cuenca Lerma-Chapala, tenemos que verter hacia el incremento de la eficiencia en todos los sectores, tanto en el agrícola, industrial y el público urbano”, explicó.
La eficiencia de los sistemas de distribución no es del 100%, pues sería un servicio caro, aunque actualmente, en Irapuato, se paga un centavo por cada litro que se recibe en los hogares, de acuerdo con lo que comentó Rosiles Álvarez.
El pago del agua, en opinión del titular de la Junta de Agua municipal es barato, a comparación de las ventas de agua potable que se hacen en las tiendas comerciales.
“Es barato el costo que se paga, no quiero hacer las cuentas, pero tradúzcanla en una botella de agua, yo te doy litro en un centavo, vas a cualquier tienda y compra un litro, lo van a dar en 5 ó 7 pesos, cada metro cúbico va incrementando el costo, precisamente para inhibir el desperdicio, no es lo mismo alguien que utiliza 5 metros cúbicos que paga 50 pesos, a alguien que está consumiendo 25 metros, donde ya no va a pagar los 250 pesos, sino 300 ó 350”, explicó.
El costo del agua
El pago del servicio de agua no es nada más porque este recurso finito llegue a los hogares, es también para que la infraestructura que hace que al girar la llave del baño o de la cocina salga el vital líquido, pueda mejorarse y evitar las fugas, que cuestan mucho, tanto al usuario como a las dependencias que la administran.
Entre el 40 y 50% del agua en México se desperdicia en fugas, de acuerdo con información proporcionada por Profeco (Procuraduría Federal del Consumidor) en un documento titulado “El excusado y la barbarie”, escrito por José Armando Aguilar.
En Irapuato, las redes que llevan el agua a las colonias en toda la ciudad, tienen entre 30 y 35 años de existencia, y aunque se tienen proyectos para renovarlas, implican una gran inversión, de millones de pesos.
En el municipio, se tiene una cobertura de 96% de la ciudadanía, en la que se contempla dar servicio de agua, drenaje y alcantarillado a las comunidades de Aldama, San Ignacio de Rivera y Ojo de Agua
Las otras comunidades, están regidas por comités de agua potable, que se asignan y coordinan a través de la dirección de Desarrollo Social y Humano del municipio, en su área de Desarrollo Rural.
“El uso racional del agua nos ayuda mucho, porque eso también disminuye las extracciones, tenemos que hacer mucha conciencia en los sectores, porque el ciudadano vive día con día los servicios, es una demanda muy sensible, es algo que duele, porque es un servicio básico”, meditó el funcionario.
En los reportajes proporcionados por Profeco, se menciona que en México, las zonas marginadas son las que menos uso del agua tienen, mientras que los sectores donde vive gente de mejor posición económica, son las que más gastan.
“En la zona marginada son menores consumos, ahí tenemos una deuda con ellos, estamos buscando incrementar las fuentes de abastecimiento porque lo que utilizan es lo necesario para su consumo, sus hábitos de higiene, estamos trabajando para en este  año conseguir un terreno y un pozo, incrementar la oferta para que tengan lo necesario”, explicó.
Obligados a cuidarla
El número de habitantes por vivienda, los hábitos de higiene, las condiciones de área verde en la vivienda y los usos recreativos que tengan los ciudadanos influyen mucho en la cantidad de agua que utilizan.
“No somos quienes para limitarlos, pero si hacemos la invitación a que el uso del agua sea de manera consciente, tratamos que el servicio que se pague en función del volumen que utilicen porque es un recurso finito”, confesó Rosiles Álvarez.
En el 2008 el municipio utilizaba aproximadamente 44 millones de metros cúbicos para abastecer la ciudad, que se han disminuido al 2013, a 43 millones, a pesar del crecimiento de la población.
“Estamos tratando de que el 100% de los habitantes tenga el servicio, el promedio de consumo es de 15 metros cúbicos, es un pago por los tres servicios, de agua, drenaje y saneamiento, estamos haciendo un esfuerzo de tratar de eliminar las cuotas fijas y tratar de llevarlo a servicio medido, sin embargo, también se requiere inversión”, destacó.
En 2014, las autoridades de JAPAMI esperan que las redes que se encuentran en mal estado queden sustituidas, esperando recuperar un caudal de 15 litros de agua por segundo, que podría representar una inversión de 19 millones de pesos.
El reuso del agua es un tema que la junta de agua del municipio está promocionando entre sus usuarios, que alcanzan, al corte de febrero, 99 mil, representando 370 mil habitantes en Irapuato y las comunidades antes mencionadas.
Las prácticas de reuso no deben ser costosas, pueden ser domésticas y traer muchos beneficios a los usuarios del agua potable.
“Desde practicas muy sencillas se puede reutilizar el agua, como cuando uno se va a meter a bañar y dejas salir el agua fría, puedes poner una cubeta y reutilizar esa agua, para lavar, para trapear, hasta poner un dispositivo que se lleve esa agua al jardín o a otro lugar de la casa, el agua que utilizas al lavar, la puedes reutilizar, limpiar la casa, regar las macetas, eso ya es reuso, es sencillo que lo puedas hacer en tu casa, que no gastes tanta agua, desde cosas muy económica hasta sistemas más costosos”, recomendó.
Aunque no se cuenta con un tiempo aproximado en Irapuato, en el que el recurso pueda terminarse, la Comisión Estatal del Agua (CEAG) y la Conagua (Comisión Nacional del Agua) están buscando la forma de monitorear la reserva.
“Hay compromisos como la Agenda del Agua, donde se está buscando garantizar el acceso al agua en el 2030, el agua potable a todos los habitantes, y para esto debemos coordinarnos muy bie”, finalizó.
Hoy, se realizará la Feria del Agua en las instalaciones de JAPAMI, para concientizar de la importancia de usar con conciencia este recurso, y poder recuperar un poco del gasto excesivo que se hace en todo el mundo.

AL DETALLE
Agua en Irapuato

En Irapuato, el mínimo de consumo de agua es de 150 litros por habitante por día, según Japami
Se paga un centavo por cada litro de agua potable recibida en los hogares de Irapuato
Uno de cada cinco habitantes en México no dispone de acceso a agua limpia, lo que suma mil 100 millones de personas, según cifras de reportajes de Profeco
100 litros por día son los mínimos indispensables que requiere una familia de cinco integrantes
Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Organización Mundial de la Salud, el consumo de agua mínimo sugerido por persona es de 20 litros al día, pero se incrementa a 50 litros si se consideran las necesidades

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:
  • agua