Noticias

Profeco alerta por la venta de 8 aceites comestibles adulterados

Profeco recalcó que los productos señalados fueron sujetos a procedimiento por infracción a la ley.

Avatar del

Por: Redacción

Dentro de los analizados se encuentran 14 aceites de ajonjolí, nueve de aguacate, siete de uva y dos de cacahuate.

Dentro de los analizados se encuentran 14 aceites de ajonjolí, nueve de aguacate, siete de uva y dos de cacahuate.

México.- Luego de analizar 32 aceites comestibles, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) dio a conocer la lista de los que se encuentran adulterados.

Dentro de los analizados se encuentran 14 aceites de ajonjolí, nueve de aguacate, siete de uva y dos de cacahuate.

La lista es la siguiente:

  • San Lucas, Aceite de pepita de uva, presentación de 500 ml.
  • Cate de mi corazón, Aceite de Aguacate Mediterráneo, presentación de 250 ml.
  • Cate de mi corazón. Aceite de aguacate, presentaciones de 250 y 500 ml.
  • Avocare, Aceite de aguacate 100 % natural, presentación de 250 ml.
  • San Lucas, Aceite de aguacate extra virgen gourmet, presentación de 500 ml.
  • Kaporo, Aceite de ajonjolí Blend, presentación de 190 ml.
  • Foreway Sesame Expert, Aceite de ajonjolí, presentación de 185 ml.
  • Kum Chum, Aceite de ajonjolí prensado en frío, presentación de 248 ml.

Por otro lado, Profeco descubrió además que dos productos analizados no cumplieron con el contenido neto asegurado en el empaque. En estos casos se trata de los siguientes aceites:

  • SATORU, Aceite de ajonjolí, presentación de 275 ml.
  • LA COCINA VERDE, Aceite de ajonjolí orgánico, presentación de 520 ml.
La Profeco alertó sobre el tiempo en el que pueden ser consumidos.
La Profeco alertó sobre el tiempo en el que pueden ser consumidos.

Profeco recalcó que los productos señalados fueron sujetos a procedimiento por infracción a la ley, por lo que en el futuro cercano se determinará la sanción correspondiente a cada caso en particular.

Finalmente, recomendó mantener el aceite lejos de fuentes de luz y calor, a fin de evitar que se acelere su envejecimiento. El estudio puede revisarse a profundidad en la edición de septiembre de la Revista del Consumidor.

Y tú, ¿qué opinas?