Noticias

Queman a joven por denunciar acoso sexual en Bangladesh

A Nusrat le prendieron fuego después de acusar al director de su escuela de acosarla sexualmente. Ella logró grabar su testimonio antes de morir 

Avatar del

Por: Redacción

Nusrat Jahan denunció a su acosador, luego la asesinaron.

Nusrat Jahan denunció a su acosador, luego la asesinaron.

México.- Poco menos de dos semanas antes de que a Nusrat Jahan Rafi, de 19 años, la rociaran con queroseno y le prendieran fuego en su escuela en Bangladesh, había presentado una denuncia en contra del director del centro educativo donde asistía. La joven murió cinco días después del accidente.

 El caso, la valentía de la joven para dejar testimonio sobre la agresión sexual y todo lo que ha pasado después ha puesto atención en lo vulnerable que son las víctimas de acoso y abuso sexual en el país asiático. Muchas mujeres y niñas en Bangladesh optan por mantener en secreto los casos que sufren, por miedo a ser rechazadas por su comunidad o sus familias. 

"Queremos justicia para Nusrat", demandaron miles de mujeres marchando por las calles.

Según la BBC, el caso de Nusrat Jahan es diferente porque no solo denunció por redes sociales, sino que acudió a la policía, apoyada por su familia, el mismo día del acoso

El caso

El 27 de marzo, según refirió la joven, el director la mandó llamar a su oficina y la tocó de manera inapropiada, luego salió corriendo del lugar antes de que el hombre llegara a más. 

Nusrat presentó una denuncia a la comisaría de Feni, su pueblo natal, en donde en lugar de darle seguridad, un agente de policía la grabó mientras daba su testimonio. El video poco después fue filtrado a los medios locales

En él se ve cómo la víctima está angustiada e intenta esconder su cara entre sus manos, mientras el policía le dice que "no es la gran cosa" y le ordena que retire las manos. 

Miles de personas se congregaron para despedir a la joven.

Luego de la denuncia, sin embargo, el director fue arrestado pero las cosas empeoraron para Nusrat, ya que un grupo de personas se congregó para pedir que el hombre fuera puesto en libertad. La protesta la organizaron dos estudiantes hombres y, según reporta la BBC, algunos políticos locales también asistieron a la marcha

 Sin importar que su familia estaba preocupada por su seguridad y de las amenazas que ya había recibido, Nusrat Jahan, 11 días después de la denuncia, el 6 de abril acudió a la escuela para presentar sus exámenes finales.

Sin embargo, ese día ocurrió la desgracia. Según la declaración de la joven, una estudiante la llevó al tejado diciéndole que a uno de sus amigos le estaban dando una paliza. Cuando llegó, cuatro o cinco personas la esperaban con burkas, la rodearon y la presionaron para que retirara la denuncia, cosa a la que se negó. Entonces le prendieron fuego.     

Intenté llevar a mi hermana a la escuela e intenté entrar en las instalaciones, pero me pararon y no me permitieron entrar. Si no me hubieran detenido, a mi hermana no le habría pasado algo así", dijo Mahmudul Hasan Noman, hermano de Nusrat. 

Banaj Kumar Majumder, jefe del departamento de policía, señaló que los asesinos querían que pareciera un suicidio

El hermano de Nusrat, en el centro de la imagen, durante el funeral.

Testimonio luego del ataque

Sin embargo, el plan de los atacantes falló, ya que Nusrat fue rescatada luego de que ellos huyeran del lugar, por lo que pudo dejar su testimonio, sin embargo, no pudo ser salvada ya que presentaba quemaduras en el 80% de su cuerpo. 

En la ambulancia, con temor de perder la vida, grabó su  declaración y reconoció a algunos de sus atacantes, y aseguró que el acoso por parte del director sí se había dado. 

El profesor me tocó. Combatiré este crimen hasta mi último aliento", se escucha. 

La noticia sobre el estado de la joven se esparció por todo Bangladesh. El 10 de abril murió y miles de personas acudieron a su funeral en Feni. La policía ha arrestado a 15 personas, siete supuestamente involucradas en el crimen, dos de los arrestados son los organizadores de las protestas a favor del director. 

La primera ministra, Sheikh Hasina, se reunió con la familia de la víctima.

Por su parte, el director sigue preso, y el agente que grabó a Nusrat fue retirado de su puesto y trasladado a otro departamento. 

Sheikh Hasina, primera ministra, conoció a la familia de Nusrat en Daca, capital de Bangladesh, y prometió que todos los involucrados en el crimen serán llevados ante la justicia

El caso desató cientos de reacciones y protestas de personas que han usado las redes sociales para expresar su enojo ante el caso y la manera en que las autoridades actuaron. 

Con información de la BBC

En esta nota:

Comentarios