Noticias

Reclama mujer cuerpo de su hijo

Una mujer demanda le permitan ver el cuerpo de su familiar ahogado en el río Bravo para identificarlo, pero nadie le apoya.

Por: Redaccion AM

Una madre desconsolada que perdió a su hijo mayor al ahogarse en el río Bravo, pide le permitan reconocerlo físicamente porque en las fotos que le mandaron del Consulado no se parece en lo más mínimo. Fotos: Ricardo Prieto

Una madre desconsolada que perdió a su hijo mayor al ahogarse en el río Bravo, pide le permitan reconocerlo físicamente porque en las fotos que le mandaron del Consulado no se parece en lo más mínimo. Fotos: Ricardo Prieto

Hace dos meses, Enrique Alejandro Olvera Hernández, de 20 años, salió de Zapote de Negretes, su pueblo en Salamanca, con rumbo a Estados Unidos, tenía en la cabeza un sólo objetivo el de cumplir sus sueños y los de su hermano pequeño. Llevaba pocas pertenencias, pero muchas ilusiones; murió ahogado en el río Bravo.
“Ese día que se fue, se sentó a su hermano en las piernas y le dijo; ¡métete eso en la cabeza!, tú tienes que estudiar y yo te voy a ayudar... Eso quería él, estudiar y mandar dinero para que su hermanito estudiara, ” contó Martha Hernández, mamá del joven migrante.
Cuando Enrique tenía 10 años, su papá se fue a Estados Unidos y nunca regresó, su mamá ya estaba embarazada de Heriberto, por lo que Enrique fungió como papá del menor.
El 18 de enero pasado, el joven salió de la Central de Autobuses de Salamanca, llegaría a Reynosa y ahí buscaría a un “coyote” para que lo pasara “al otro lado”. Duró un mes para conseguir quién lo pasara, Enrique Alejandro era entusiasta y emprendedor, se fue sin conocer a nadie.
“Él quería estudiar aeronáutica, pero decía que esa carrera costaba mucho, dijo que trabajaría duro y luego venía a seguir estudiando”.
El 13 de febrero alrededor de las 5 de la tarde Martha habló con su hijo por teléfono, él le dijo que ya iba a pasar, que ya no se preocupara más. “Toda la semana estuve con el pendiente porque no sabía nada e él”.
Una semana después, Martha recibió una fatal noticia cuando llegó la carta del consulado,  una vecina le dio la carta. “Me llegó un comunicado, donde me decían que habían encontrado un cuerpo y que a lo mejor era el de mi hijo porque traía sus pertenencias”.
Señala la carta, que el 14 de febrero, en un área rural cerca del Puente Nuevo Progreso, flotando en la ribera del río Bravo, entre las ciudades de Hidalgo y Álamo en Texas, la patrulla fronteriza hallaron un cuerpo, entre sus pertenencias encontraron una credencial del INE con el nombre completo y la dirección del salmantino.
Días después, en unas fotos, Martha Hernández reconoció la sudadera negra con mangas naranjas de su hijo, con la leyenda “life”- que significa vida- en el pecho, tenis negros y la credencial del INE, pero el cuerpo no lo reconoció.
Al día siguiente de la noticia, la mujer intentó viajar a Estados Unidos, a McAllen, Texas, a reconocer el cuerpo, porque en la foto del cuerpo recién sacado del río Bravo, tenía el rostro enlodado y estaba hinchado por el agua, dice que ese no era su hijo.
“Me fui a Reynosa para implorar que me dejaran pasar a reconocer el cuerpo, pero un tío me dijo que no me arriesgara, luego pedí ayuda acá en Desarrollo Social, en Atención al Migrante me traen vuelta y vuelta y nada”, denunció la mujer.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am